U$D

JUEVES 23/05/2019

Si se midiera como en Alemania, la pobreza en la Argentina superaría el 35%

En los dos países, las mediciones de pobreza son bien distintas. Si se toma el método alemán, los datos echan aún más por tierra las declaraciones de Aníbal Fernández

Si se midiera como en Alemania, la pobreza en la Argentina superaría el 35%

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se impuso por la mañana la misión de defender la afirmación de la presidenta Cristina Kirchner de que la pobreza en la Argentina afecta a sólo el 5% de la población, un dato que no tiene el Indec, –o que por lo menos no hace público– y que contrasta con las mediciones privadas de, por ejemplo, el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, que calcula una incidencia de la pobreza mucho mayor (27% a fines del año pasado).

Para defender los dichos de Cristina –el propio ministro de Economía, Axel Kicillof, había reconocido que no tenía los números de pobreza cuando justificó que se dejaron de publicar los costos de las canastas de pobreza e indigencia porque era algo "estigmatizante"–, Aníbal Fernández fue más allá y aseguró que la Argentina tiene menos pobreza que Alemania.

El jefe de Gabinete llamó incluso a revisar las estadísticas oficiales (las alemanas, porque las argentinas sobre el tema dejaron de publicarse en 2013). Pero la frase de Aníbal Fernández encierra o bien una mentira o bien un error por ignorancia, ya que las mediciones de pobreza en Alemania y en la Argentina (suponiendo que se sigan haciendo y no se estén publicando) se realizan con métodos completamente diferentes.

En la Argentina (cuando se informaba), el índice de pobreza se calculaba por el porcentaje de la población cuyos ingresos no alcanzaban a cubrir el costo de una Canasta Básica Total (CBT), que incluye alimentos y servicios. Se trata de una medición "absoluta": más allá de los ingresos del resto de la población, es "pobre" quien no puede cubrir sus necesidades.

Las estadísticas alemanas, en cambio, consideran pobres a aquellos cuyos ingresos son inferiores al 60% del ingreso promedio. Se trata de una medición "relativa": el "pobre" lo es en relación con los ingresos del resto de la población, aún si con sus ingresos puede cubrir completamente sus necesidades.

Si bien el Indec no mide específicamente la pobreza relativa, sí publica un informe sobre la distribución del ingreso de los hogares del que se puede extrapolar, aun con cierta imprecisión, una medición similar.

Si se toman los hogares por el ingreso total familiar (total nacional urbano e incluyendo los hogares sin ingresos), en el tercer trimestre del año pasado (último dato publicado por el Indec) la media fue de $ 10.861.

El 60% de ese monto da $ 6516,6. Según el propio cuadro del Indec, la cifra supera el ingreso máximo que tenían los tres primeros deciles y también la mediana del cuarto decil, con lo qué el "índice de pobreza" medido como en Alemania sería ligeramente superior al 35%.

Ahora si sobre la base de la estadística del Indec para el tercer trimestre de 2014, se toma el ingreso per cápita de los hogares (total nacional urbano e incluyendo hogares sin ingreso), la media fue de $ 4196.

El 60% de esa cifra da $ 2517,6, algo superior a la "mediana" del cuarto decil, lo que también implicaría un "índice de pobreza" de más del 35%.

Por último, al tomar la medición de la población ocupada (total nacional urbano) por la ocupación principal, la media de ingresos fue de $ 5661 en el tercer trimestre del año pasado.

El 60% de esa cifra es $ 3396,6. Y según la propia tabla del Indec, es más de lo que cobraban los tres primeros deciles y algo menos de la mediana del cuarto decil. Si se suma el 3,5% de los que no tienen ingresos, este "índice de pobreza" a la alemana quedaría también en torno al 35%.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping