Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Si mejora la economía, Cambiemos podría captar 20% de votos K

Si mejora la economía, Cambiemos podría captar 20% de votos K

Una reciente encuesta elaborada sobre 1.096 casos en todo el país estima que el Gobierno ganaría votos en las elecciones de octubre en caso de que los electores perciban una mejora de su situación económica actual y sus expectativas a futuro.

En tal escenario, Cambiemos podría recibir, a nivel nacional, hasta 20% de los votos de electores hoy identificados con el Frente para la Victoria (FpV) y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que hasta abril contaba con el 22,6% de respaldo. Entre los electores afines al peronismo "no K" los que se trasladarían a Cambiemos, de haber bonanza económica, serían el 54%.

Según el sondeo de M&R Asociados y Query Argentina, Cambiemos tenía el mes pasado 34,1% de intención de votos a nivel nacional mientras que el peronismo contaba con el 30,1%. En ese guarismo se distingue un 22,6% identificado con el FpV y otro 7,5% con el peronismo no kirchnerista. El Frente Renovador convoca en ese escenario a 18,4% electorado y un 5,1% opta por otros candidatos. Todavía hay un 12,2% indeciso.

Si la economía no arranca, el Gobierno mantendría el 70% de sus votantes y tendría un margen de crecimiento del 8%, hoy representado por quienes no tienen claro cómo actuar en un escenario adverso al bolsillo. Pero un 22% de los que hoy optan por el oficialismo se inclinaría por una lista opositora, si no mejora la economía.

Para la encuestadora, la imagen y la evaluación de la gestión del presidente Macri se recuperó en abril, y se ubica en los niveles de septiembre. Las expectativas positivas superan a las negativas, revirtiendo la situación de febrero.