Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Semana clave para garantizar el inicio de las clases

Mientras crece la presión de los gremios docentes nacionales que amenazan disponer medidas de fuerza que compliquen el inicio del ciclo lectivo el próximo lunes ante la postergación del acuerdo paritario con la administración macrista que estipulaba un incremento escalonado del 40% sobre el piso salarial del sector, los gobiernos provinciales retomarán hoy las discusiones con los representantes sindicales de cada distrito en la búsqueda de destrabar las negociaciones y avanzar en entendimientos que garanticen el normal comienzo de las clases.
El Ejecutivo nacional aguarda con optimismo el resultado de las conversaciones a nivel provincial y hasta reiteró su promesa de ayudar a los distritos para financiar la suba salarial de los maestros. "Esperamos encontrar esta semana, antes del inicio de clases" una solución en el marco de las paritarias, afirmó ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y aseguró que para el Gobierno "lo más importante es que los chicos cumplan los 180 días de clases, ya que la educación es lo que nos va a permitir salir de la pobreza a la larga".
En los gremios, a su vez, crece la preocupación. La titular de Ctera, Sonia Alesso, apuntó que "es responsabilidad exclusiva del Gobierno nacional garantizar el inicio del ciclo lectivo" por lo que repudió la suspensión del acta paritaria acordada la semana pasada con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, situación que determinó a los cinco gremios que participan de la negociación federal a declararse "en estado de alerta y movilización" con la amenaza latente de no iniciar las clases.