Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Según Rosendo Fraga, cuanto más negocie el Gobierno, más se dividirá el peronismo

El analista reflexionó sobre el éxodo kirchnerista y el sacudón por el que está transitando el peronismo. Según él, a medida que Macri abandone los decretos y busque aprobación en Legislatura, el justicialismo correrá más riesgo de perder poder.

Según Rosendo Fraga, cuanto más negocie el Gobierno, más se dividirá el peronismo

El peronismo se encuentra en un dilema entre la negociación o la intransigencia: para el analista Rosendo Fraga, lo que desató la división fue el comienzo de las negociaciones con el oficialismo. “Entonces están quienes quieren negociar y quienes no quieren negociar”, resumió los conflictos internos del PJ, que acaba de sufrir la partida de 12 legisladores encabezados Diego Bossio y los diputados cercanos al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.  

Esta mañana, Fraga conversó con Willy Kohan en Radio Mitre y analizó la fractura del kirchnersimo, el escenario que se plantea de cara a las elecciones internas del PJ -convocadas para el 8 de mayo- y la configuración de un nuevo mapa político nacional.

Según el analista, todo comenzó, paradójicamente, con la marcha atrás del gobierno en la designación de los dos jueces de la corte por decreto: “Esta corrección es la que detona la división en el peronismo”, porque a partir del rechazo opositor al decreto, el oficialismo decidió tomar el camino parlamentario y “ahora Macri tiene que sentarse a negociar en el Congreso”.

Desde su punto de vista, a medida que el gobierno más se empeñe en buscar adhesiones para aprobar sus medidas, el apoyo o rechazo que den los miembros del peronismo será determinante de los conflictos internos de su propio partido.  

La clave, dice Fraga, va estar en los dos tercios de los senadores: “Cambiemos tiene 17 de 72 y el Frente para la Victoria tiene 42; ahí necesitas más de 3, 4 o 10 senadores. Y este va a ser el desafío central”. En diputados, en cambio, “en última instancia, con un acuerdo con (Sergio) Massa, (Macri) tiene mayoría”, matiza.

Igualmente, el analista cree que la fractura no es reciente y explica que “el peronismo bonaerense ya se partió” cuando la gobernadora María Eugenia Vidal buscó apoyo en el peronismo para aprobar el presupuesto provincial. "Estamos teniendo a nivel nacional lo que ya se efectivizó en la Provincia de Buenos Aires semanas atrás”, asegura.

A nivel nacional, agrega, “un primer indicio se dio cuando (el jefe del bloque K, Miguel) Pichetto negocia con  (la vicepresidenta Gabriela) Michetti los despidos en el senado” y 16 legisladores kirchneristas expresaron enfáticamente su desacuerdo.

Según su análisis, de ahora en más serán jugadores determinantes los gobernadores y el peronismo bonaerense, que, apunta, “siempre jugó un papel muy importante en cuanto a decisiones políticas” dentro del PJ.

Por último, concluyó que es previsible que se vean más disidentes kirchneristas: “Cuanto más necesidad de negociación tenga el gobierno, paradójicamente, más se van a engrosar los negociadores. Esa será la clave para la gobernabilidad de Macri en adelante.”