Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Según Ferreres, la actividad económica cayó 3,1% en junio

El Índice General de Actividad acumula así un descenso de 1,1% en la primera mitad del año. Construcción fue el rubro que más bajó, mientras que Electricidad, gas y agua el que más se expandió.

Según Ferreres, la actividad económica cayó 3,1% en junio

El Índice General de Actividad se contrajo 3,1% en junio con relación al mismo periodo de 2015, según la medición que realiza Orlando J. Ferreres & Asociados. Así, el índice registra un descenso de 1,1% anual al cierre del primer semestre.

De acuerdo al informe, la merma en la primera mitad del año se explica “por la brusca contracción por la que atraviesa el sector de la construcción (-10,3% anual) en un escenario en donde la política fiscal ha empleado la reducción de los niveles de inversión real como variable de ajuste para moderar el rojo presupuestario”.

“Este resultado se ha combinado con una cosecha gruesa significativamente menor a la del año pasado, condicionando el desempeño del sector agropecuario (-8,7% anual), mientras que la industria manufacturera (-0,8% anual) padeció la caída del salario real y la recesión de Brasil”, agrega.

En el sector Electricidad, gas y agua se registró una expansión de 4,5% en comparación con junio del año pasado. Al cierre del primer semestre, la expansión acumulada del segmento agregado alcanza el 3,2% anual.

En tanto, para el segundo semestre la consultora proyecta una “recuperación parcial”, especialmente en el último cuarto del año.

“Las perspectivas aún son optimistas en lo referido a la cosecha fina, más allá del impacto negativo que suponen las malas condiciones climáticas, mientras que la obra pública y privada servirán de impulso para aquellos sectores vinculados a la construcción”, pronostican.

En este sentido, prevén que el blanqueo de capitales podría tener un impacto positivo al ofrecer mayores opciones de financiación, “pero la tendencia actual no se verá modificada sustancialmente, finalizando el año 2016 en terreno negativo.