Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se va de Buenos Aires un hombre clave para negociar con la Unión Europea

El embajador europeo en Buenos Aires deja su puesto justo cuando el Gobierno impulsa un acuerdo comercial y piensa en enviar otro representante diplomático a Bruselas

Se va de Buenos Aires un hombre clave para negociar con la Unión Europea

Ayer por la mañana la Casa Rosada se desayunó con una noticia que causó desconcierto entre los funcionarios de más alto rango: el embajador de la Unión Europea (UE) en la Argentina, el español José Ignacio Salafranca, renunció a su puesto y en pocos días retornará a Bruselas para ocupar una vacante que el Partido Popular (PP) debe llenar en el Parlamento Europeo.


La partida de Salafranca, muy cercano al ex presidente español José María Aznar, ameritó que el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, realizara llamadas para conocer los motivos de la salida de un hombre clave. Hasta ayer fue el principal interlocutor del Gobierno en las negociaciones que se llevan para firmar, desde el Mercosur, un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Europa. Y uno de los hombres con los que se conversó la posibilidad de que Macri, tras su visita de Estado a España, en febrero, haga escala en Bruselas para reunirse con las más altas autoridades de la comunidad europea.


Aunque la salida del delegado europeo no resulta traumática, suma un nuevo interrogante en momentos en que el Gobierno evalúa remover al radical Mario Verón Guerra de la representación argentina en Bruselas y llevar en su reemplazo a un funcionario con mayor peso político. El ex ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, fue el primer tentado que rechazó la oferta. El segundo, según fuentes diplomáticas, fue el ex vicecanciller Carlos Foradori.


Desde el inicio de la gestión Macri, la Cancillería aprovechó la buena sintonía con Salafranca para avanzar en las conversaciones con la UE para avanzar en el tratado comercial. Gestión del español mediante, en el último año llegaron a Buenos Aires el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz; la Comisaria Europea de Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska, y los presidentes de la comisión de Comercio Internacional, Bernd Lange, y de la delegación para los países del Mercosur, Francisco Assis.


La inesperada renuncia plantea una dificultad para la canciller Malcorra, que en ejercicio de la presidencia rotativa del Mercosur, había confirmado que las conversaciones con la UE eran "el objetivo de máxima" de su mandato al frente de la unión aduanera. Ahora tendrá que seguir las conversaciones con el encargado de Negocios de la delegación europea, François Roudié.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Lucha Geisha
Lucha Geisha 04/01/2017 11:15:36

Malcorra fue socia de Carrió hasta que el partido demócrata en Estados Unidos perdió las elecciones. Como Carrió perdió las elecciones. Ahora Malcorra se desligó de Carrio. Y por fin tiene vía libre para entregar la soberanía de las islas Malvinas.