Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Se terminó el autogobierno", prometió Vidal al anunciar megareforma carcelaria

Después de desplazar a la cúpula del servicio penitenciario, la gobernadora lanzó la reestructuración que incluirá un nuevo estatuto y exigencias para ingresar

"No es una purga, es una pelea de fondo", aseguró Vidal

Luego de disponer el desplazamiento de la cúpula y su intervención por 90 días, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció ayer el envío a la Legislatura provincial de un proyecto para reformar el Estatuto del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que incluye cambios en la modalidad de ingreso y evaluación de sus integrantes. La mandataria señaló que la decisión "no es una purga" sino "una pelea de fondo en contra de cómo funciona el sistema" sin "pactos de connivencia", antes de advertir: "El autogobierno se terminó".

Acompañada en la conferencia por el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, Vidal destacó que la inseguridad "no se resuelve con parches ni improvisaciones, sino con un trabajo en varios frentes", al tiempo que resaltó: "Si la persona que ingresa en el sistema (carcelario) no encuentra una manera de reinsertarse socialmente, es potencialmente alguien que vuelve a delinquir, por lo que eso no nos protege como sociedad". Según datos oficiales, hay un 43% de reincidencia.

"Que no se malentienda esta reforma: no es un desplazamiento de cúpula, es mucho más profunda. No creemos en las purgas, las purgas no resuelven los problemas. Dar la pelea de fondo en contra de cómo funciona el sistema es lo que los va a resolver. Esto requiere cambiar leyes. No podemos dejar que las cárceles sigan funcionando con una ley de la dictadura‘" precisó la mandataria. La salida del ahora ex jefe del SPB, Fernando Díaz, dispuesta por la propia Vidal en diciembre luego de la fuga de los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez, se dio en medio de una investigación judicial que lo complica por supuesta "administración fraudulenta" durante su gestión en el servicio federal.

"Lo que de verdad permite un cambio, para sentirnos más seguros, no son las improvisaciones ni los parches, son políticas como éstas. Si alguien no las decidió antes fue porque dejaban que las fuerzas se autogobernaran, había pactos de connivencia", acusó la gobernadora, antes de advertir que no quiere "mano de obra desocupada dentro de la fuerza".

Por su parte, Ferrari especificó que "el primer eje de la reforma es el cambio de toda la estructura de funcionamiento del Servicio Penitenciario". Y adelantó que, bajo un nuevo estatuto que reemplazará al de 1980, se requerirá que las "exigencias" para ingresar a la carrera penitenciaria "superen ampliamente lo que hoy se tiene" y "el ingreso por concurso de antecedentes".

La reforma puesta en marcha está enfocada en dos grandes ejes: la reestructuración del Servicio Penitenciario Bonaerense y el tratamiento de los Internos. Como parte del primero, se desplazó al jefe del Servicio y se pasó a retiro y disponibilidad a 132 agentes.

"Por 90 días un subsecretario (Juan Baric), un civil, evaluará el desempeño de todos los que cumplen función y al fin de esa evaluación confirmará o no la continuidad al frente de ese cargo", detalló Ferrari.