U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Se frenan entregas a los supermercados y se atrasan tarifas en dólares

Por la incertidumbre cambiaria, productoras de alimentos y otros artículos no venden a minoristas. Gas y naftas, a la espera de actualizaciones

Aunque no hay desabastecimiento, preocupa la falta de precios

Aunque no hay desabastecimiento, preocupa la falta de precios

Las corridas cambiarias nunca son gratis y mucho menos en momentos de fuerte salto de la divisa. Es lo que parece estar ocurriendo por estas horas, con medidas que pueden tener efectos en el normal abastecimiento de productos en canales de comercialización.

Según pudo saber El Cronista, en la última semana varias empresas fabricantes de alimentos y bebidas, así como productos de limpieza, higiene personal y consumo masivo, han suspendido entregas a los supermercados ante un escenario de dificultad para determinar los costos por la suba el dólar y en consecuencia, fijar los precios de venta.

Pero en este contexto, es bueno aclarar que por el momento no hay desabastecimiento y se espera que la situación se normalice con el correr de las horas. Desde el sector supermercadista aseguran que se está hablando con la Secretaría de Comercio y se esperan respuestas en ese sentido, pero es fundamental "que la situación se tranquilice".

Consultado sobre el impacto de la medida, Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), destacó que la falta de entregas afecta "no sólo a alimentos, sino también a casi todas las categorías de productos, especialmente a los bienes importados, en los que se paró completamente".

Ante la determinación de muchas fábricas, el empresario intentó enviar un mensaje tranquilizador. "Por el momento no hay problemas de abastecimiento y esperamos que esto se tranquilice porque no puede durar mucho, se tiene que tranquilizar de alguna manera, aunque no sabemos cuál", enfatizó Aguirre.

Consultadas por El Cronista, fuentes de Molinos indicaron que la compañía "no suspende las entregas" y mantiene el cronograma de acuerdo a las condiciones acordadas con los clientes, lo mismo que la recepción de pedidos y reposición diaria.

En un relevamiento en otros sectores, hasta el momento no se advierten situaciones de desabastecimiento o falta de entrega en otros sectores industriales, pero este diario pudo saber que en el sector madera y muebles ya hay empresas que frenaron algunas entregas.

La devaluación dejó en stand by el monumental incremento en el precio de los combustibles. Hasta la crisis cambiaria de esta semana, como en los últimos meses, las refinadoras se disponían a seguir el rumbo de YPF y aumentar alrededor de un 5%. Ya después de la suba de dos pesos en la cotización del tipo de cambio respecto al dólar, de $ 32 a $ 34,50 el miércoles, se cayeron todas las previsiones.

Para mantener paridad un litro de nafta - un dólar, debería haber un aumento de 29%. Un shock que se espera que no suceda, pese a la libertad del mercado que pregona el Gobierno. Para sumar incertidumbre, el petróleo sigue en ascenso (ronda los u$s 78 por barril) y este sábado subiría un 8,7% el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC), que representa cerca de un 25% del precio final.

En estos días, por otra parte, productoras y distribuidoras de gas tenían que acordar contratos para la provisión entre octubre y marzo. Hasta hace dos semanas negociaban con la previsión de un tipo de cambio promedio en $ 31,50 en ese semestre, para no aumentar más que un 25% las tarifas de gas. La audiencia pública de la semana que viene corre el riesgo de quedar vacía ante tamaña incertidumbre.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Bello Modesto
Bello Modesto 31/08/2018 07:10:29

Todos los inmigrantes venezolanos se quieren volver

Javier Alejandro
Javier Alejandro 31/08/2018 09:18:24

lo mas peligroso de todos es esto. SI EL GATO TIENE ALGO DE CONSCIENCIA DEBE RENUNCIAR YA. DEJEN QUE EL PERONISMO ARREGLE ESTE QUILOMBO. SABEN HACERLO. VAYANSE YA.