U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Se abren caminos judiciales para el ajuste por inflación

Se abren caminos judiciales para el ajuste por inflación

El Congreso sancionó recientemente un mecanismo para seguir prohibiendo el ajuste por inflación del resultado de las compañías a la hora de calcular el Impuesto a las a Ganancias que se aplicará para los ejercicios comerciales que se iniciaron desde el 1 de enero pasado, lo que mantendrá el fuerte nivel de judicialización del ajuste.

Tras el fallo Candy de la Corte, están claros los requisitos sobre las pericias que deben demostrar que pagar Ganancias sin ajuste por inflación puede ser confiscatorio para la empresa, y esto se profundizó con el fallo Royo.

Desde esa base favorable a los contribuyentes, Enrique Condorelli, el estudio del mismo nombre, se preguntó: ¿de qué manera podemos aplicar el ajuste por inflación? Hay varias. Las estrategias pueden variar y las podemos resumir de la siguiente forma, enumeró.

Primero, no aplicar el ajuste, pagar el tributo y, luego, promover una demanda de repetición (devolución) tratando de probar las porcentajes que ha fijado el Tribunal en "Candy" y "Royo". Es lo que se llama "pago y repita".

"Parece ser una vía útil, idónea y apta para conseguir el ajuste. Lógicamente que el obstáculo a ello es la tasa de interés que equivale al 6% anual devengada desde el momento del reclamo, aspecto que ha generado sentencias encontradas en la jurisprudencia dónde, incluso, se ha declarado su invalidez constitucional", puntualizó Condorelli.

Esa estrategia de pagar y repetir, fue la que exitosamente siguieron varios contribuyentes (Royo o Banco Bradesco de Argentina, en la Corte, por ejemplo), enfatizó.

Otra forma es la acción declarativa. En ese sentido, el contribuyente debe aplicar el ajuste por inflación en sus declaraciones juradas y, ante la intimación por parte del Fisco en reclamar su improcedencia, acudir a sede judicial requiriendo la convalidación del mecanismo, añadió Condorelli.

Resulta esencial que la Afip expresa o explícitamente, se queje respecto de la aplicación unilateral del ajuste por inflación y, ante ese reclamo fiscal, recién allí y no antes, promover la declarativa de certeza, precisó, alertó el abogado.

"Sin una conducta administrativa previa por parte de la AFIP, enderezada a reclamar que se rectifiquen las declaraciones juradas que, sin autorización previa y en forma unilateral, computó el ajuste por inflación, no queda habilitada la acción declarativa. Se requiere, inexcusablemente, de una conducta expresa, directa y derecha, como puede ser una mera intimación, una corrida de vista o, más aún, una determinación de oficio caso contrario existe un verdadero peligro de que se declare inadmisible la demanda", opinó Condorelli.

"El riesgo en computar el ajuste por inflación y aguardar la exigencia fiscal, sería la posibilidad de que la AFIP interprete esa conducta como dolosa y, en la medida de que el monto dejado de pagar supere los umbrales del régimen penal tributario, podría existir una denuncia por evasión, aunque no debería prosperar ante la existencia de varios fallos de la Corte que han avalado la aplicación del ajuste por inflación", agregó el especialista.

Una tercera alternativa es aplicar el ajuste por inflación del balance impositivo en la declaración jurada de Ganancias, aguardar el reclamo fiscal mediante el procedimiento de determinación de oficio previsto, y ante el acto administrativo, apelar al Tribunal Fiscal pidiendo que se revoque. Esto es, sin plantear la acción declarativa.

En el TFN, debe probarse que se afecta una parte sustancial de la renta, buscando los porcentajes de los fallos de la Corte. Esta vía fue seguida en varias causas exitosamente.

Por su parte, la Comisión de Estudios Tributarios del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño emitió una comunicación técnica donde advierte que se siguen generando "innegables situaciones de inequidad en la determinación del Impuesto a las Ganancias" por la falta de ajuste de resultados.

Si bien el escrito técnico destaca que la reforma impositiva significa "un progreso relativo" al permitir reconocer la inflación en los estados contables, el Consejo plantea que es necesario medir los resultados con valores reales.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés