Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Scioli llama a la unidad del PJ pero los ultra K quieren dejar afuera al massismo

Scioli llama a la unidad del PJ pero los ultra K quieren dejar afuera al massismo

Comenzó la cuenta regresiva. La mesa chica nacional del peronismo tiene previsto reunirse dentro de dos semanas, a principios de febrero, para acordar las reglas de la batalla por la renovación del partido que hoy conduce con alambre el jujeño Eduardo Fellner. Hay más dudas que certezas de cómo afrontar el desafío de un PJ opositor. El ex gobernador y presidenciable Daniel Scioli entreabrió ayer la puerta del justicialismo, mientras el kirchnerismo, con La Cámpora fuera de la discusión por ahora, está embarcado en una campaña de afiliación.


"Tenemos que estar muy atentos y, fundamentalmente lo que es la esencia del peronismo con un espíritu frentista donde converjan otros sectores", reflexionó ayer Scioli en radio La Red. En esa línea, reclamó "esfuerzos para mantener los bloques unidos, el partido unido" porque "divididos es funcional al Gobierno" de Mauricio Macri. "Hay que abrir la mirada a Córdoba, a San Luis y a dirigentes peronistas que están en el Frente Renovador", añadió el fallido presidenciable. Lo dejó afuera al propio Sergio Massa.


Con la lupa puesta en la provincia que gobernó y perdió el peronismo, Scioli continúa con un raid de visitas a intendentes en una campaña permanente. Anteayer se fotografió en Lomas de Zamora junto a su ex protegido, Martín Insaurralde, y hoy lo hará con Juan Patricio Mussi (Berazategui). El primero está llevando agua para su propio molino, de la mano de pares de menor antigüedad entre los caciques del Conurbano, con la bandera de la gestión para plantársele a María Eugenia Vidal. Mussi es de los pocos referentes territoriales de La Cámpora.


Para "integrar" al peronismo, Scioli resumió ayer: "Para eso estoy reuniéndome y hablando con todos los sectores. Hay una coincidencia generalizada en hacer todos los esfuerzos, tener la cabeza abierta, dejar atrás desencuentros, enojos, bronca". No es el único objetivo: dejó en el aire (radial) la posibilidad de candidatearse a senador en 2019.


En la vereda de enfrente se ubica el kirchnerismo. Con una Cristina Fernández de Kirchner aún exiliada en El Calafate, en lo formal (para la interna partidaria que sería por voto directo aunque algunos sueñan con una "lista de unidad") la única voz que suena es la de Guillermo Moreno. El ex secretario de Comercio lanzó "La Néstor Kirchner" con una campaña de afiliación y una nueva antinomia: "Hay dos caminos: un PJ para continuar con el legado de Perón, Evita y Néstor y un PJ conducido por Massa para colaborar con Macri y el plan neoliberal".