U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Ruralistas rechazan la medida y aseguran que fue inconsulta

Ruralistas rechazan la medida y aseguran que fue inconsulta

Las entidades rurales salieron ayer a rechazar la nueva imposición de derechos de exportación, aun cuando se trate de un cargo fijo y en pesos. La Sociedad Rural (SRA) insistió en que los derechos de exportación son instrumentos distorsivos que desalientan la producción, la inversión, el empleo y el comercio exterior, como quedó demostrado en varias oportunidades a lo largo de la historia.

"Debieran existir herramientas superadoras para lograr la generación de recursos fiscales, que incluyan a todos los sectores económicos. El impulso a la producción es la solución que la Argentina necesita en el contexto de la emergencia cambiaria que arrastramos desde hace meses", enfatizó la entidad que dirige Daniel Pelegrina.

Y remarcaron que "el mensaje del presidente Mauricio Macri en medio de una crisis que afecta el financiamiento del Estado, reflejó urgencias y una solicitud específica a todos los sectores exportadores de bienes y servicios, y por supuesto al campo como el principal generador de divisas. Las medidas anunciadas desde el Ministerio de Hacienda apuntan al corto plazo, y se manifiestan como transitorias en la búsqueda del necesario equilibro fiscal".

La SRA insistió que "si bien en esta oportunidad también se solicitó un esfuerzo compartido con otros sectores exportadores, insistimos en que la contribución mayor debe hacerse desde el lado de la reducción del gasto público improductivo, sin dejar de atender las necesidades de los sectores sociales más vulnerables".

Dardo Chiesa de CRA enfatizó: "Son retenciones con todas las letras. No nos consultaron nada, ya con el hecho consumado. Esto lo venimos hablando. Se va al 28,5 para el poroto y 26,5 para harinas y aceites. Hay otra cosa, ellos juegan con los ingresos, y los costos y el gasoil con precio internacional, y la tasa del 60% , quien la paga. Es un golpe durísimo al campo".

En tanto, Omar Príncipe de FAA dijo que con el anuncio "se condena otra vez a los pequeños y medianos productores, sin diferenciarlos, a pagar más para sostener la timba financiera y al FMI".

"No son buenas noticias. Estamos muy preocupados. Lo primero a decir es que las medidas afectan a muchos sectores, pero desde la Federación Agraria debemos hablar en primer lugar por los pequeños y medianos productores a los que representamos, a lo largo de todo el país".

Desde Coninagro, remarcaron no "tener bronca" pero enfatizaron que "en definitiva son más impuestos y no es un mensaje para la mayor producción, mayor trabajo y mayor empleo", dijo Carlos Iannizzotto, visiblemente molesto.