Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ruralistas piden medidas para frenar distorsiones de precios para el trigo y el girasol

Tras el fin de las retenciones y los límites al comercio, Carbap denunció que los descuentos a los productores se mantienen y reclaman una salida inmediata

Mientras la Unidad de Coordinación y Evaluación de los Subsidios al Consumo Interno (Ucesci, la ex Oncca) publicó en su página web los 12 primeros pedidos de exportación registrados en el reinstalado sistema de Declaración Jurada de Ventas al Exterior (DJVE), la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) manifestaron su preocupación y pidieron a las autoridades nacionales medidas que garanticen "el fin de los descuentos" que viene sufriendo los precios al productor de trigo y girasol.
La entidad, que integra CRA –de donde surgió el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile– emitió un comunicado en el que expresa su "profunda preocupación por las distorsiones de precios que se observan en el mercado triguero y girasolero".
Según Carbap, luego de la reducción de los derechos de exportación y la eliminación de los ROE, "aun persisten importantes diferenciales de precios entre lo que vale el trigo y el girasol y lo que se le paga al productor". Y remarcaron que esas medidas y la unificación del tipo de cambio, adoptadas por el Gobierno y consideradas "correctas" por la entidad, "tenían como objetivo otorgarle mayor competitividad al productor en pos de una mayor producción e inversión futura", y a criterio de Carbap "no está alcanzando su objetivo".
La entidad que dirige Horacio Salaverri sostuvo que el productor "sigue sin recibir precio pleno" por su trigo", que tiene un descuento de casi u$s 50 menos por tonelada, debido a que "actores del mercado mantienen actitudes otrora avaladas por el gobierno saliente, pero que bajo esta administración deberían corregirse".
Similar situación atraviesa el mercado del girasol, denunció Carbap, por lo que el productor "recibe cerca de $ 1000 por tonelada menos".
Ante la situación, la entidad pampeana solicitó al Poder Ejecutivo "arbitre las medidas necesarias para que de la manera más efectiva se logre que el precio lleno de los cereales y oleaginosos lleguen al productor y de esta manera con competitividad y rentabilidad se logre aumentar la inversión y la mayor producción".
Las quejas de los ruralistas ya llegaron a las autoridades. En Agroindustria confían que esas distorsiones comiencen a ser cosa del pasado a medida que se vaya normalizando el mercado, con retenciones cero para todos los productos, salvo la soja y derivados, comercio exterior sin trabas y la unificación cambiaria.
En cuanto al fin de los ROE, que fue sustituido el pasado 30 de diciembre por el sistema de DJVE, ese mismo día –último hábil de 2015, se produjeron los primeros 12 registros con el restablecido esquema.
Entre esas DJVE, LDC Argentina anotó 50.000 toneladas de trigo baja proteína con plazo de embarque de 45 días; mientras Fordomonte South American registró 16.000 toneladas de maíz, también a 45 días.
En soja, en tanto, Aceitera General Deheza anotó por un total de 45.000 toneladas de aceite de soja con DJVE 180, por lo que optó por el esquema de pago retenciones anticipadas. LDC, por su parte, registró 80.000 toneladas de subproductos de soja también con DJVE 180, y pago de retenciones anticipadas.