Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ruralistas insistirán en rechazar suba del Inmobiliario

Ruralistas insistirán en rechazar suba del Inmobiliario

Convocando a asambleas de productores y golpeando todos los despachos posibles, los dirigentes de las entidades rurales seguirán cuestionando el alza del 50% promedio en el impuesto Inmobiliario Rural, que forma parte de la ley impositiva de la provincia de Buenos Aires en la que también se rebaja Ingresos Brutos y Sellos.

La medida, conocida desde hace más de dos semanas, fue rechazada de inmediato por la dirigencia rural, y forma parte de la cartelería en muchos de los campos bonaerenses, en una forma que encontraron los productores de repudiar que el sector vuelva a sufrir un alza en la carga impositiva cuando venían bregando por la tendencia contraria.

Ayer, mientras en La Plata la Legislatura bonaerense se aprestaba a votar el Presupuesto 2018 y la ley impositiva, la mesa directiva de Sociedad Rural (SRA), encabezada por su flamante presidente Daniel Pelegrina, recibió al senador electo Esteban Bullrich para analizar la agenda legislativa del Congreso nacional.

En la ocasión, los dirigentes rurales aprovecharon para plantearle a Bullrich, en su condición de futuro senador por la provincia de Buenos Aires el impacto negativo que tendrá para la producción y el desarrollo de las economías del interior.

Le plantearon que la mayor carga impositiva en el Inmobiliario rural no se compensa con la "leve" reducción de los otros dos tributos provinciales, y que estas iniciativas parecen desconocer "la imperiosa necesidad de reducir la presión impositiva para generar inversiones y empleo en todo el país".

La respuesta que recibieron fue similar a la que habían esgrimido los funcionarios bonaerenses ante los reclamos que hicieron durante las últimas semanas al gobierno de María Eugenia Vidal. "Se están haciendo obras y está la baja de Ingresos Brutos y Sellos", fue la respuesta del ex ministro de Educación, según confiaron fuentes de la entidad rural.

Ese argumento también estuvo en las reuniones que, por separado, mantuvieron dirigentes de las gremiales del campo (SRA, Coninagro, Federación Agraria y Carbap -el brazo pampeano de CRA) se reunieron por separado con el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, y con su jefe de Gabinete, Jorge Srodek, para plantearle la preocupación ante el incremento del Inmobiliario rural muy por encima de la inflación.

En una de los últimos encuentros, con FAA, Sarquís les indicó que las superficies menores a 50 hectáreas y/o con valor fiscal de $ 3 millones seguirían exentos.

Por su parte, desde Carbap se siguió el debate en la Legislatura bien de cerca y no descartan nuevas asambleas como la que hubo el martes a la noche en Pergamino.

Desde allí, la entidad que lidera Matías de Velazco enfatizaron que "el sector agropecuario acompaña y apoya esta gestión, sin embargo, afirman que no ven por parte del gobierno provincial la voluntad de disminuir la presión fiscal y la carga administrativa, que está ahogando al sector; ni el diálogo prometido para poder tratar en tiempo y forma los temas fiscales y presupuestarios".