Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Rodríguez Larreta eligió a un jefe de la Federal para liderar la nueva Policía

El abogado y comisario José Pedro Potocar se hará cargo de Policía de la Ciudad que arranca en una semana. Deberá lidiar con la inseguridad y la protesta social

Rodríguez Larreta eligió a un jefe de la Federal para liderar la nueva Policía

El Gobierno porteño anunció la designación del comisario inspector José Pedro Potocar como el primer jefe de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, quien llega con el mandato de restituir la confianza en las fuerzas de seguridad, bajar el delito, reducir los piquetes que afectan la circulación en el centro porteño y readecuar las jurisdicciones de las comisarías según las necesidades.

Rodríguez Larreta y Potocar arrancaron la semana con una reunión en Parque Patricios, donde el alcade le ofreció al abogado y comisario el control de la seguridad en el territorio y la conducción de una fuerza con 6900 miembros provenientes de la Policía Metropolitana y otros 18.000 efectivos transferidos de la Policía Federal, que comenzará a verse paulatinamente a partir del 1 de enero.

El jefe de gobierno porteño y el primer director de la fuerza conversaron sobre cómo dirigir la nueva organización, que se guiará con un estatuto sui generis, distinto al de las fuerzas preexistentes, y con la impronta –al menos en lo retórico– de la "tolerancia cero" a los hechos de corrupción.

Potocar también tomó contacto con el ministro de Seguridad, Martín Ocampo, quien anoche trabajaba para contener la reacción de vecinos de Flores que, enterados de la muerte de Brian Aguinaga, un adolescente que el sábado fue baleado por "motochorros", tomaron la Comisaría 38 y exigieron la renuncia de su titular, a quien acusaron de "liberar la zona".

Potocar, hasta hoy responsable de la distribución de los recursos humanos y logísticos de las fuerzas federales que operan en la Ciudad, planearía mejorar las escalas salariales de los agentes y reducir el peso de los servicios adicionales en los haberes, para tener policías con "una única función laboral".

Según el plan de la Ciudad, tendrá que hacerse cargo de la tarea progresiva de sacar agentes policiales de tareas administrativas para que regresen a la calle. Además, el plan del Gobierno, es equiparlos con tecnología y contar con información estadística para prevenir y disuadir el delito. Según supo El Cronista, el nuevo jefe pondría en marcha un "control exhaustivo" sobre los efectivos, con un cruzamiento de datos que permita advertir casos de corrupción o enriquecimiento ilícito.

Al sancionarse el Sistema Integral de Seguridad Pública, que dio origen a la nueva fuerza, el larretismo ventiló la posibilidad de designar un jefe de origen civil. Pero la presión de los policías federales pudo más que el plan original y el Gobierno optó entonces por un hombre que conoce el funcionamiento de las 54 comisarías porteñas.

En su rol de Director de Comisarías de la Ciudad, Potocar se encargaba de la asignación de efectivos, los recursos logísticos de cada dependencia y los operativos especiales para grandes eventos. El comisario tuvo un paso previo por Asuntos Internos, desde donde se encargaba de las sanciones disciplinarias a los agentes.
Hijo de inmigrantes eslovenos que escaparon del régimen comunista de Josip Tito en 1948, Potocar estudió Derecho mientras realizaba su formación policial. Egresó de la Academia del FBI (FBI National Academy), cursó una maestría en Ciencias Criminológicas Forenses y dictó clases de derecho penal en la Universidad de Morón y en la UCES.

Esta semana, en día y hora aún no confirmada, será presentado en un acto con las máximas autoridades.

Desde el próximo lunes tendrá su oficina en la calle Regimiento de Patricios, en el barrio de La Boca.
Por una cláusula transitoria, el primer jefe fue designado sin dar curso al tiempo previsto por la ley para que la sociedad civil imponga objeciones a la candidatura. Desde el PRO justificaron la medida en la necesidad de contar con una cabeza policial desde el 1 de enero, mientras se ajusta la reglamentación de la ley, con más de 500 artículos.