U$D

MIÉRCOLES 23/01/2019
Dólar B.Nación
/
Merval

Rodríguez: "La corrida de extranjeros contra Lebac contagió a todos los títulos"

Consideró que el "telefonazo" al FMI llega tarde y no logrará convencer a los acreedores extranjeros que dejaron de creer en la capacidad de pago de la Argentina

Rodríguez cree que el anuncio de negociar con el Fondo llega tarde

Rodríguez cree que el anuncio de negociar con el Fondo llega tarde

El ex viceministro Carlos Rodríguez consideró que la situación que obligó al Gobierno al "telefonazo" al FMI, que a su juicio llegó "30 meses tarde", es una corrida de los acreedores extranjeros contra la deuda externa de la Argentina, porque "dudan de la capacidad de pago" del país.

En ese sentido, antes del anuncio del presidente Mauricio Macri de la inminente negociación de un acuerdo por un préstamo del FMI por parte de la Argentina, el índice que mide el costo de la prima del seguro antidefault (CDS) que pagan los inversores que compran deuda del país llegó a un pico récord de casi 416 puntos. Luego del mensaje presidencial el nivel de los CDS cayó abruptamente a 342,7 puntos, pero durante la tarde fue subiendo en forma sostenida, hasta un último precio que quedó a un nivel de 395 puntos.

No se trata, indicó Rodríguez de "argentinos haciendo cola en los bancos para sacar depósitos para ir a comprar dólares, y esperemos que eso no llegue, porque son historia", remató.

Sin embargo, la corrida que más se teme no es contra depósitos en manos de los bancos, que aún no subieron tasas como para retener dinero, sino contra las Lebacs del Banco Central que suben astronómicamente, reconocen en el Gobierno.

El siguiente es un resumen del diálogo de Rodríguez con El Cronista:

¿Cómo se explica con los fundamentales no tan malos que tiene Argentina que el Gobierno tenga que recurrir al Fondo de urgencia?

Yo tengo serias dudas de que los números sean los que se publican. Pero lo importante es que los que dudan de la capacidad de pago de la Argentina son los acreedores extranjeros. El Gobierno puede decir que estamos creciendo, que bajó el déficit, pero en el mundo no lo creen. Son muchas personas y mucho dinero el que está en juego. Son decenas de miles de millones de personas involucradas y ellos no creen lo que dice el Gobierno.

En ese escenario, ¿qué sentido tuvo anunciar el inicio de negociaciones con el FMI?

Fue un telefonazo de ahogados. Si hay, por decir una cifra a modo de ejemplo, 10.000 millones de acreedores que se quieren ir y hago un llamado telefónico y doy un mensaje al mediodía, no es algo que alcance para convencer y además llega 30 meses después, porque el Gobierno debió tomar esta medida en cuanto asumió.

¿Puede esa medida parar la corrida contra las Lebacs que amenaza para el martes próximo, cuando vence una cifra un poco mayor de Lebacs de los u$s 30.000 millones?

La deuda de Lebacs llega a u$s 60.000 millones y la deuda externa neta es una cifra que no se conoce, porque una parte importante de las acreencias del país está entes soberanos argentinos; serían unos u$s 160.000 millones. Pero lo cierto es que la corrida contra las Lebacs en manos de extranjeros ya contagió al resto de la deuda argentina en el exterior. Los dueños de la pelota son los acreedores. Hace 15 días que nos tienen en ascuas. Hoy la prima por default de los bonos argentinos se disparó antes del anuncio del Presidente y luego bajó, pero volvió a subir. El martes que viene podría darse una gran corrida contra el Banco Central, pero no sólo eso sino que desde mañana (por hoy) todos los títulos de la deuda externa del Estado argentino están bajo fuego.

Pero, ¿el anuncio no puede hacer una diferencia?

No ha sido eficiente, no implica que nos van a dar un stand by y que nos van a aportar dinero para seguir con la fiesta. El procedimiento a seguir para obtener un préstamo del FMI es larguísimo y nunca presta para pagar gasto corriente.

¿Puede contagiarse hacia los inversores internos?

Ojalá se mantenga como un problema con los extranjeros. Cuando entran los argentinos el ataque es a los depósitos; la gente hace cola en la puerta de los bancos para sacar el dinero y comprar dólares para cubrirse, y si eso llegara a pasar, son historia.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés