U$D

JUEVES 18/04/2019

Revelan modificaciones en un estudio de una agencia de la OMS contra el glifosato

La IARC (la agencia de cáncer de la Organización Mundial de la Salud) difundió en 2015 un documento de alto impacto que consideraba al herbicida como probablemente cancerígeno. Según una investigación de Reuters, el borrador mostraba hallazgos contrarios a esa conclusión que fueron eliminados en la versión final.

Revelan modificaciones en un estudio de una agencia de la OMS contra el glifosato

La agencia de cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) editó una serie de hallazgos de un borrador de su investigación sobre el herbicida glifosato que estaban en desacuerdo con su conclusión final de que el producto químico podría llegar a provocar cáncer, según una investigación de la agencia Reuters.

La investigación afirma que el borrador de una sección clave de la evaluación de glifosato que realizó la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por su sigla en inglés) sufrió cambios significativos y eliminaciones antes de hacerse público.

La IARC, con sede en Lyon, Francia, ejerce una gran influencia como unidad semiautónoma de la OMS, la agencia de salud de las Naciones Unidas. Su informe de marzo de 2015 clasificó al glifosato como un carcinógeno del Grupo 2A, es decir una sustancia que probablemente causa cáncer en las personas.

La conclusión del reporte, que desató polémicas internacionales y demandas multimillonarias, se basó en la opinión de los expertos de la IARC de que había "evidencia suficiente" de que el glifosato causa cáncer en animales y "evidencia limitada" de que puede hacerlo en humanos.

Cambios del borrador a la versión final

 

Las ediciones identificadas por Reuters se produjeron en el capítulo de la revisión de la IARC que se centra en estudios en animales: se eliminaron conclusiones de múltiples científicos de que sus estudios no habían encontrado ningún vínculo entre el glifosato y el cáncer en animales de laboratorio y, en un caso, se revirtieron las conclusiones de un análisis estadístico que originalmente afirmaba que no había evidencia entre el glifosato y el cáncer en ratones de laboratorio.

La investigación de Reuters menciona 10 cambios significativos entre el borrador del capítulo sobre estudios en animales y la versión publicada de la evaluación del glifosato de la IARC. En cada caso, una conclusión que negaba evidencias sobre si el glifosato conduce a tumores se eliminó o reemplazó con una neutral o que establecía una relación entre ambos.

Reuters contactó a 16 científicos que trabajaron en el grupo de trabajo especializado de la IARC que realizó la revisión de los herbicidas para preguntarles acerca de las ediciones y eliminaciones. La mayoría no respondió; cinco dijeron que no podían responder preguntas sobre el borrador; ninguno estaba dispuesto o era capaz de decir quién realizó los cambios ni por qué o cuándo se hicieron.

Reuters reportó que no pudo determinar quién realizó los cambios. Y que la IARC no respondió a las preguntas sobre las modificaciones y dijo que el borrador era "confidencial" y "de naturaleza deliberativa".

Confidencialidad

 

El presidente del subgrupo de la IARC encargado de revisar la evidencia del efecto del glifosato en animales de laboratorio fue Charles Jameson, un toxicólogo estadounidense. En un testimonio en el marco de una demanda contra Monsanto en Estados Unidos, Jameson dijo a los abogados de Monsanto que no sabía cuándo, por qué o quién había realizado las ediciones.

La agencia apuntó que no se han presentado antes borradores de las evaluaciones de glifosato de la IARC, pero que Monsanto obtuvo un borrador como parte de los procedimientos legales en los Estados Unidos. Reuters revisó el capítulo 3, la sección sobre estudios en animales, que es la única que ya no está protegida por una orden de confidencialidad de la corte.

La revisión del glifosato en la Monografía 112 de la IARC tiene 92 páginas y el capítulo sobre estudios en animales consta de poco más de 10 páginas. Reuters resaltó que no ha visto ninguna otra sección del borrador y no puede decir si también sufrieron ediciones importantes.

El impacto del estudio

 

La presentación de la IARC ha tenido una gran influencia. Tiene fuerte peso en la decisión pendiente de la Unión Europea -que se espera para fines de este año y posiblemente para la próxima semana- sobre si el glifosato debería volver a obtener una licencia para la venta en los 28 estados miembros. Francia, una de las potencias agrícolas del bloque, ha dicho que quiere eliminar al herbicida y luego prohibirlo, provocando protestas de sus agricultores, quienes argumentan que el glifosato es vital para su negocio. Si no se renueva la licencia de glifosato para fines de año, la prohibición de la UE entrará en vigor el 1 de enero de 2018.

En los Estados Unidos, Monsanto - la compañía que primero desarrolló y comercializó el glifosato- se enfrenta a un litigio en California que involucra al menos 184 demandantes individuales que citan la evaluación de la IARC y afirman que la exposición a RoundUp (la mrca comercial más conocida con glifosato) les dio una forma de cáncer conocida como linfoma no Hodgkin. Alegan que Monsanto no advirtió a los consumidores sobre los riesgos. Monsanto niega las acusaciones. El caso está en curso.

Reuters recuerda además que en Europa la IARC se vio envuelta en una disputa pública con expertos en la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que realizó su propia revisión del glifosato en noviembre de 2015 y consideró que "es poco probable que represente un riesgo carcinogénico para los humanos".

La IARC no respondió a ninguna de las preguntas específicas de Reuters sobre los cambios en el borrador y publicó luego el siguiente mensaje en su sitio web: "Los miembros del Grupo de Trabajo de Monografías de la IARC que evaluaron el glifosato en marzo de 2015 han expresado su preocupación después de que varias partes se contactaron con ellos pidiéndoles que justifiquen posiciones científicas en los borradores de documentos producidos durante el proceso de monografías. La IARC desea reiterar que las versiones preliminares son deliberativas en su naturaleza y que son confidenciales. Los científicos no deben sentirse presionados para discutir sus deliberaciones fuera de este foro en particular”.

Fuente: Reuters

Comentarios1
Emilio Gaviria
Emilio Gaviria 19/10/2017 07:40:49

Por los intereses en juego habrá que esclarecer el caso a fondo, sin duda alguna hay presiones múltiples por los resultados.

Más notas de tu interés