Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Revalúo impositivo: mejor inversión del año vs pérdida del ajuste por inflación

Puede generar una tasa interna de retorno de hasta el 250% en cinco años. A otros, recuperar el pago del impuesto especial les llevará hasta 13 años. Y hay empresas a las que no les convendrá de ningún modo. Un análisis detallado de la reglamentación.

Revalúo impositivo: mejor inversión del año  vs pérdida del ajuste por inflación

Cerca de la fecha de finalización de la opción de aceptarlo o no para muchas empresas, el Gobierno reglamentó el revalúo de inmuebles y otros bienes que previó la reforma tributaria y que evitará que los mismos sigan en valores de costo irreales en el momento de la venta, creando rentas ficticias debidas a la inflación.

El Decreto 353/2018 "establece un régimen de revalúo impositivo y contable, que tiene como objeto posibilitar un proceso de normalización patrimonial a través de la revaluación de determinados bienes en cabeza de sus titulares residentes en el país".

Para Guillermo Pérez, del Grupo GNP, el revalúo es en este momento la mejor alternativa de inversión financiera de Argentina.

El revalúo y posterior amortización de bienes muebles amortizables genera una tasa interna de retorno (TIR), a cinco años, de un 250% (tasa efectiva anual alrededor del 40%), dijo Pérez, y agregó que este retorno se acelera si el bien se vende antes de los cinco años.

En cambio, como el revalúo se hace sobre el 100% del inmueble pero no se amortiza el terreno sino sólo el edificio, la TIR se puede reducir si el terreno tiene mucha incidencia y si no se vende, ya que en este caso sí se deduce el costo. En este último caso, la TIR puede trepar a 389%, aseguró Pérez.

Aplicación

La posibilidad de actualizar los valores de los bienes resultará aplicable para aquellos cierres que se produzcan desde el 29 de diciembre de 2017, fecha en que entró en vigencia la reforma impositiva. Es decir, que las empresas que cierren sus estados contables en el mes de diciembre deberán aplicarlo para el ejercicio fiscal 2017, consideró Marcelo D. Rodríguez, de MR Consultores.

La aplicación del revalúo contable, que será gratuito para las empresas, permitirá la actualización de los activos que conforman su patrimonio, con el beneficio de que esta situación implica a efectos de mostrar solvencia patrimonial frente a las entidades financieras y otros sujetos con los que opere habitualmente, indicó Rodríguez.

En cambio para que se aplique el revalúo impositivo, el decreto prevé la posibilidad de que los contribuyentes puedan revaluar sus bienes de uso, inmuebles, acciones, entre otros, a cambio de un impuesto que oscila entre el 5 y el 15% de las sumas revaluadas.

Ezequiel Passarelli, del estudio SCI, hizo hincapié en la novedad que introduce el decreto, al permitir financiar el impuesto especial en un anticipo más 4 cuotas si se trata de grandes empresas o en 9 cuotas si son pymes. “Lo que falta conocer es la tasa de interés, que será determinada por la AFIP y esperamos sea acorde al mercado”, puntualizó.

Las pymes deberán encontrarse inscriptas, al momento de ejercer la opción, en el Registro de Empresas Mipymes.

Pago

La cancelación del impuesto especial procederá únicamente mediante transferencia electrónica de fondos o débito directo si se optara por cancelarlo en cuotas. Por lo tanto, según lo esperado no se prevé la posibilidad de compensar el impuesto con saldos de libre disponibilidad, señaló Eugenio Orco, de KPMG Argentina.

El pago del impuesto o del citado pago a cuenta, de corresponder, deberá efectuarse hasta la fecha fijada para el ejercicio de la opción.

El decreto establece que los contribuyentes tendrán tiempo para ejercer la opción hasta el último día del sexto mes posterior al cierre del ejercicio, pudiendo la AFIP extender ese plazo por 60 días corridos para los ejercicios cerrados antes de la publicación del Decreto; es decir, para los ejercicios cerrados entre diciembre de 2017 y marzo de 2018.

“Es imprescindible que la AFIP extienda el plazo según lo previsto por el decreto, ya que de lo contrario existiría muy poco tiempo para el análisis y la presentación para los cierres mencionados”, dijo Orco. O sea, para los ejercicios cerrados en diciembre, debería llegar hasta agosto, algo en lo que el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteñas, Humberto Bertazza se mostró confiado.

La conveniencia del revalúo

Sobre la conveniencia del revalúo, Passarelli ilustró con un cálculo numérico su opinión que la combinación del impuesto, con el nuevo valor de los bienes –para el caso de inmuebles que no sean bienes de cambio-y el nuevo valor de amortización, dan un tiempo de recupero del 8% pagado al fisco de casi 13 años en el caso más beneficioso, que es el de aquellos bienes de 2001 o anteriores.

Si planteamos el siguiente ejemplo numérico, considerando un inmueble, tenemos el siguiente esquema, dependiendo el año en que se hubiera adquirido dicho bien:

V.R. HISTÓRICO

AÑO

V.R. ACTUALIZADO

IMPUESTO (8%)

MAYOR AMORT.

RECUPERO (AÑOS)

10.000.000,00

2001

145.500.000,00

10.840.000,00

3.284.848,48

12,80

10.000.000,00

2005

59.800.000,00

3.984.000,00

1.076.756,76

14,40

10.000.000,00

2010

35.600.000,00

2.048.000,00

487.619,05

16,40

10.000.000,00

2016

12.500.000,00

200.000,00

41.666,67

18,80

Si bien con estos valores no pareciera ser muy atractivo el revalúo, hay que considerar dos cuestiones adicionales que sí lo pueden hacer bastante más exitoso, enumeró Passarelli:

- Los bienes que se revalúen, serán actualizados por inflación desde 1º de enero 2018, mientras lo que no se revalúen no podrán ser actualizados. Bertazza remarcó que esta posibilidad de actualización por inflación anual sólo será aplicable para estas inversiones viejas revaluadas.

- Ante una posible venta futura, el valor residual o de costo amortizado será mucho mayor y, por consiguiente, se pagará un Impuesto a las Ganancias mucho menor por el resultado de su venta.

Aunque la ley limita la posibilidad de beneficiarse con la revaluación y venta, ya que sólo permite tomar 40% del valor revaluado como valor residual si la enajenación se produce en el primer año posterior al revalúo y 70% en el segundo año, recordó Passarelli.

Ganancias vs revalúo

Por el contrario, Pérez hizo hincapié en que sobre la diferencia entre el valor nominal y el revaluado se deja de pagar 35% del Impuesto a las Ganancias y se paga el impuesto al revalúo que es mucho menor, al tiempo que se puede amortizar el bien en la mitad del tiempo, por lo cual la TIR calculada con una fórmula de interés compuesto es excelente.

Orco lamentó que no haya habido una flexibilización sobre la imposibilidad de optar por revaluar terrenos o edificios en forma separada, por lo que se mantuvo la obligación de revaluar todos los inmuebles –es decir todos los terrenos y edificios- si se opta por dicho rubro, lo que en muchos casos limita la aplicación del régimen al no cerrar la ecuación costo-beneficio, en su opinión.

Hay un gran universo de empresas a las que no les va a convenir de ninguna manera el revalúo y es a las que aplicaron el ajuste por inflación tomando el fallo Candy y los otros 40 que salieron en la Corte a favor de los contribuyentes en este tema. Es el caso más ganado por las empresas contra la AFIP de los últimos tiempos, indicó Passarelli, y añadió que muchos pagan el Impuesto a las Ganancias según los parámetros fijados por la Justicia. Mientras tanto, la ley de revalúo exige renunciar al ajuste por inflación y a los juicios respectivos si se quiere ingresar a este beneficio. Esto implicaría pagar el gravamen que se ingresó en menos más los intereses.

Aciertos

El reglamento del revalúo impositivo contiene aciertos en los siguientes temas, enumeró César Litvin, de Lisicki, Litvin & Asoc.: condominio de bienes, reorganización de empresas, ventas y reemplazos, y mejoras.

En el caso de condominio permite ejercer la opción a cada condómino como si se trataba de bienes distintos, con lo cual no es necesario que todos los condóminos ejerzan la opción respecto del mismo bien.

Respecto de la reorganización de empresas, no resultarán consideradas venta o enajenación, con lo cual facilita el camino en este tipo de operaciones para ejercer la opción de revalúo.

Para el ejercicio de la opción de ventas y reemplazos, también se permite considerar la posibilidad de realizar el revalúo.

En el caso de las mejoras, o bienes en elaboración o construcción permite computar los mismos hasta la fecha de entrada en vigencia de la norma legal.

Pérez añadió que el revalúo se hará desde la fecha, año o trimestre en que se realizó la inversión.

También puntualizó que el tope del revalúo es el que asigna al bien el valor recuperable igual al valor de mercado si se quisiera vender ese bien.