U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Reunión por el acero y el aluminio con los EE.UU, exploratoria y sin resultados

El secretario Miguel Braun se reunió ayer con su par Wilbur Ross. Fue para conocer la profundidad del nuevo sistema en ese país, para pedir ser excluidos de los aranceles

Braun destacó el escaso volumen de las exportaciones argentinas

Braun destacó el escaso volumen de las exportaciones argentinas

En la tarde de ayer el secretario de Comercio, Miguel Braun, el subsecretario de Comercio Internacional, Sunko Rojas, y el Embajador en Estados Unidos, Fernando Oris de Roa, mantuvieron un encuentro con el secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross, para "conocer en profundidad el sistema previsto por los Estados Unidos para solicitar la exclusión a los nuevos aranceles".

El nuevo esquema fija aranceles de importación de acero del 25% y del 10% en aluminio. Del encuentro participaron también el subdirector del Consejo Económico Nacional, Everett Eissenstat, y el Vice Representante Comercial de los Estados Unidos, Curtis Mahoney.

Los funcionarios argentinos destacaron el "buen clima de diálogo" con sus interlocutores norteamericanos y precisaron que tras conocer los detalles se buscará incorporar nuevos elementos a la argumentación ya presentada.

El viaje de la comitiva oficial fue posterior al contacto telefónico que el viernes pasado, al día siguiente del anuncio efectuado por el gobierno estadounidense, mantuvo el presidente Macri con el primer mandatario norteamericano, Donald Trump. Allí, el Presidente le trasmitió la preocupación del Gobierno argentino por el nuevo régimen arancelario para estos metales. También hubo una nota del Ministro de Producción y el canciller solicitando iniciar un diálogo para que el país sea excluido de los aranceles.

Pese a la buena sintonía, el panorama es aún incierto. "Lo más probable es que Braun no se traiga nada", señaló Marcelo Elizondo, director general de la consultora DNI. Si en la lógica del gobierno estadounidense la medida apunta a China, sostiene Elizondo, "la Argentina podría tener alguna excepción", pero el tema es que somos socios de Brasil y este país es el segundo mayor exportador de acero a Estados Unidos.

En este marco, explicó que la Argentina plantea la cuestión desde el aspecto técnico pero "tiene que entender que Trump es un empresario que negocia todo, es decir, te da si le das algo a cambio". Frente a ello, recomienda "cambiar comercio por inversiones en Vaca Muerta o energías renovables".

El Gobierno argumenta que las exportaciones argentinas representan sólo 0,6% del total de importaciones estadounidenses en el caso del acero, y el 2,3% de las importaciones de aluminio, por lo tanto no contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a EE.UU. Los aranceles afectan a TenarisSiderca, del Grupo Techint, fabricante de tubos de acero sin costura para la industria petrolera, con exportaciones por u$s 220 millones al año, y Aluar, cuyas exportaciones de aluminio trepan a los u$s 500 millones anuales. Además del volumen exportado en despachos oficiales recuerdan que desde diciembre Tenaris tiene una planta de producción en Houston (Texas), para la que necesitará importar materia prima.

Sobre los aranceles, Félix Peña, director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC, dijo que "estamos en una situación complicada", aunque aclaró que "la escalada de toma y daca o la guerra comercial no le convienen a nadie". En su opinión, hay que "avanzar en puntos de equilibrio" y en el marco de las reglas de la OMC, pero recordó que "lo único que no podemos hacer es no tener una estrategia negociadora".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar