Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Aranguren, frontal a CAME: "La tarifa no puede ser la condición para que una actividad funcione o no"

Sin embargo, el ministro de Energía se comprometió a evaluar con el Ministerio de Producción de la Nación las estructuras de costo por cada rubro, para que tengan un tratamiento diferencial.

Aranguren, frontal a CAME:

El presidente de CAME, Osvaldo Cornide, junto a una delegación de empresarios en representación de las cámaras del vidrio, cerámica, teatros y cines, le expusieron al ministro de Energía, Juan José Aranguren, la preocupación por los fuertes incrementos de las tarifas de electricidad y gas, que “hacen inviable a las actividades”, según le explicaron. 

Fue la propia CAME la que, en su comunicado de balance de la reunión, mostró la sinceridad de las respuestas con las que el funcionario atendió el rosario de reclamos que le llevaron a su mesa. "No tenemos energía, por más que se judicialice el problema no va a haber más gas", dijo Aranguren, quien también dejó una definición aun más frontal: “La tarifa no puede ser la condición para que una actividad funcione o no".

Osvaldo Cornide, el presidente de CAME, le planteó en la reunión que "la aplicación del nuevo cuadro tarifario debe tener como límite que no ponga en riesgo las fuentes de trabajo, lo que nosotros planteamos son casos concretos que están al borde del cierre".


El encuentro duró 50 minutos. Aranguren escuchó, entre otros testimonios, el del dueño de San Rafael Cristalería, Mariano Arruzzoli, quien explicó: "Las tarifas nos vinieron con el 500% de aumento, no llego a pagar la factura y Metrogás me dijo que me cortan". Y agregó: "Tuve que aumentar la lista un 40% y ya no somos competitivos con los insumos importados de Brasil, estamos pensando en cerrar porque no podemos pagar las facturas y el gas es el principal insumo, usamos el horno 24 hs. todo el año".

Otro industrial del rubro ubicado en la localidad de Lanús (provincia de Buenos Aires) fue aún más contundente "Hoy me llegó la orden de corte de gas", dijo Jorge Alejandro Ruiz de Multicristal. "Quedamos solo 7 fábricas artesanales. De Metroenergía nos vino 506 mil pesos trabajamos nada más que 12 días, y tuvimos que paralizar la producción porque si trabajara todo el mes debería pagar más de un millón."

Según el relato de CAME, otro sector en jaque son los teatros y cines, por el alto consumo de electricidad que requieren para funcionar. Norberto Feldman, de Cines Multiplex, remarcó que la principal alerta son las salas en el interior del país, que no podrán absorber los costos.

El presidente de la Asociación de Empresarios Teatrales y Música, Sebastián Blutrach, en tanto, describió: "Somos consumidores de luz en horario nocturno, antes las marquesinas se mantenían hasta las 4 de la mañana como parte de la postal urbana, pero ahora tenemos que apagarlas apenas termina la función". Aañadió que "nuestra actividad se reciente muy fácil cuando recae el poder adquisitivo de la gente, por eso este aumento nos complica en este contexto mucho más y se convierte en una situación de crisis por no poder sostenerlo. Subida de costos y baja de ingresos por caída del consumo es un combo que hace inviables a estas empresas culturales". 

En respuesta, Aranguren  también hizo hincapié en la emergencia energética y aseguró: "Los cortes se iban a producir no por las facturas impagas, sino porque no hay gas y la responsabilidad de este ministerio es que haya energía".

En este sentido, advirtió que el consumo de gas aumentó 45% y de electricidad más del 50% "Vamos al colapso y la prueba la tenemos hoy", dijo. "No tenemos energía, por más que se judicialice el problema no va a haber más gas".

En cuanto a los aumentos apuntó: "Los cuadros tarifarios eran un dibujo, desde el 2001 que la electricidad no se actualizaba" y se comprometió a evaluar con el Ministerio de Producción de la Nación las estructuras de costo por cada rubro, para que tengan un tratamiento 
diferencial. "La tarifa no puede ser la condición para que una actividad funcione o no".