Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Resistencia en las pymes para pagar el bono de fin de año

Debido a la caída en las ventas, a que no es obligatorio y que hay paritarias en marcha, las pymes no quieren pagar el bono o lo harán en cuotas o con los aumentos de 2017

Resistencia en las pymes para pagar el bono de fin de año

Tras el acuerdo entre el gobierno nacional con la CGT y los empresarios para que negocien un bono de fin de año con un piso de $ 2000, las pymes mostraron resistencia a cumplir con el pago, al recordar que no tuvo carácter obligatorio. Por lo tanto, se negarán a pagarlo o propondrán cancelarlo en cuotas o que sea parte de la próxima negociación salarial, según relevó El Cronista en la celebración del 20 aniversario de la fundación Observatorio Pyme (FOP).
El presidente de la Cámara de Fabricantes de Muebles y Tapicerías y Afines de Argentina, Pedro Reyna, dijo que el bono en el sector maderero, que emplea un promedio de ocho personas por empresa, será parte de la negociación salarial semestral que está en marcha, que superará el 30% anual de aumento, después de que el 24% de la primera quedara detrás de la inflación. "Que venga otro a decirme qué hacer no me parece bien. Que dejen a cada uno que conoce su realidad. No echamos a los carpinteros a pesar de que las ventas se cayeron 30%, porque son difíciles de conseguir", agregó respecto del Gobierno.
En tanto, los comercios entienden que están pagando el bono en cuotas y que ya fue absorbido por el acuerdo con el sindicato de un aumento del 19% en dos tramos. Así lo indicó Marcelo Chevalie, titular de El mundo de las Placas e integrante de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME): "Lo estamos pagando en cuotas como parte del acuerdo".
La CAME ayer había informado a los empresarios mercantiles que "no están obligados" a hacerse cargo del bono que surgió de "un presunto acuerdo con el sector empresario" y recordó la negociación paritaria vigente, según detalló en un comunicado que tituló "El comercio no pagará bonos de $ 2000".
Para Miguel Angel Krujoski, presidente de la Unión Industrial de Corrientes, lo primero que harán las pymes con el nuevo bono es evitar pagarlo. En su empresa embotelladora de agua, el sindicato pidió un bono de $ 4000 y un aumento salarial del 43% para el año que viene. "Lo primero es negarse", dijo, y en última instancia que sea parte de la paritaria de 2017.
El presidente de la Cgera, Marcelo Fernández, evaluó: "Entiendo que había que frenar un paro, pero el acuerdo del bono se debería haber dado en un contexto de crecimiento y desarrollo". En diálogo con radio Del Plata, agregó que "el Gobierno podría hacer un esfuerzo de descontarlo de los impuestos a las pymes". Y cerró: "Entiendo que haya que dar números alentadores, pero lo que se tiene que dar es realidad".
Los empresarios esperan que los sindicatos no sólo se dediquen a discutir la paritaria, sino también incorporar un rol de capacitación, que hoy asumen las empresas, y ser una bolsa de trabajo.
Emilio Alal, director de la curtiembre, hilandería y desmotadora de algodón y agropecuaria con su nombre se preguntó en su exposición en el FOP "¿Cuál es el rol de los sindicatos en la educación técnica?", después de contar que tiene una segunda hilandería ociosa en Chaco y que le cuesta contar con cuadros técnicos en el interior profundo del país. "No están sólo para defender los derechos de los trabajadores sino también para incrementar la competitividad de los empleados y lograr una mayor competitividad sistémica". Y pidió que no sólo se ocupen de las paritarias, sino también de estimular puertas adentro, formar una cultura del trabajo y bajar los niveles de ausentismo".
Antes, Reyna, quien también es director de Mobel Art, pidió que se revise la ley de pasantías y otorgar RePros compensatorios para que se puedan incorporar aprendices a las plantas y que se puedan incorporar a planes de formación.
El presidente de la CEEN, Francisco Dos Reis, argumentó en un comunicado que "las unidades productivas más pequeñas son las que más reconocen la necesidad de dar un bono de fin de año, pero al mismo tiempo son las que no van a poder afrontar este compromiso si el Gobierno no da incentivos, como por ejemplo exenciones impositivas".