U$D

DOMINGO 17/02/2019

Repunte de salarios pero un consumo alicaído, el telón de fondo electoral

El poder adquisitivo de los haberes jubilatorios empezarán a recuperarse en el 3° trimestre a la par del consumo pero no lograrán emparejar a la inflación

Repunte de salarios pero un consumo alicaído, el telón de fondo electoral

Al revés que en otros períodos electorales, el Gobierno no podrá encender este año la perilla del gasto público para llegar a octubre con el poder de compra de trabajadores y, por ende, el consumo, en niveles óptimos. Y, por lo tanto, se espera que ambas variables lleguen hacia el 3° trimestre con una recuperación tibia. 

Esta vez, la recomposición salarial dependerá en gran medida de los aumentos por paritarias que se concentrarán en el 1° semestre. Y, aún en el escenario más optimista, los haberes públicos y privados tanto como las jubilaciones y pensiones, no podrán compensar el terreno perdido contra la inflación de 2018. Pero  llegarán a las elecciones con un cambio de tendencia positivo gracias al impulso de la actualización jubilatoria. 

En términos interanuales, una medida utilizada para registrar los cambios de tendencia de las variables, Lorena Giorgio, economista de Econviews, espera que los salarios lleguen a las elecciones con un cambio de tendencia positiva, ubicándose por encima del nivel de octubre pasado. "No obstante, este año los salarios reales van a volver a caer en promedio afectados por una inflación que, por el arrastre, va a estar por encima de la de 2018", aclaró. 

"En el promedio del año, los salarios y las jubilaciones difícilmente le ganen a la inflación, pero a partir de septiembre se podrá ver que los salarios crecen por encima de los precios", coincidió Guido Lorenzo, economista de LCG, y agregó: "La recuperación del consumo empezará a notarse en el 3° trimestre; antes muy difícil por la elevada inflación y el aumento de tarifas que restan poder de compra". 

La tibia recuperación del poder de compra y el consumo también es lo esperado desde la esfera pública. En una entrevista con El Cronista, Hernán Lacunza, ministro de Economía bonaerense, dio aval a este concepto de recuperación lenta y dijo: "No vamos a tener un escenario eufórico pero sí de recuperación persistente en el 2° y 3° trimestre".

Los números que manejan las consultoras se asemejan. Desde LCG, esperan que, en términos interanuales, los salarios privados terminen en 2019 apenas por encima del 32% de inflación esperada para diciembre. Pero, si se comparan los promedios, la medida que importa ya que refleja el impacto de los aumentos salariales sobre el consumo, los haberes terminarían perdiendo tres puntos porcentuales contra la inflación. 

Del mismo modo, si se quiere medir con un termómetro más tangible el futuro de los ingresos, los presupuestos que ya presentaron las empresas del sector privado, incluyendo las que no discuten paritarias, marcaron que este año tienen previsto aumentos de sueldos que rondan entre el 29% y 30%, cifras que están en sintonía con la inflación esperada por analistas y el propio Gobierno.

Estos datos son los que se registraron en los relevamientos que hacen a empresas grandes y pymes Mercer, Sel Consultores, Willis Towers Watson y PWC, todas consultoras que mostraron números en la línea del 29% y 30% para este año.

Ante estos resultados, María Laura Calí, directora de SEL Consultores, aseguró que si bien la noticia es positiva, la otra cara de que se ajusten sueldos a la par de la inflación, y no por encima, es que se consolidará la pérdida de entre 10 y 14 puntos porcentuales de poder adquisitivo que hubo en el sector privado en 2018.

En cambio, las jubilaciones, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y demás pensiones, por la fórmula de actualización que tienen, este año recuperarán gran parte del poder adquisitivo perdido en 2018. Como la fórmula de movilidad ajusta con seis meses de rezago, en los años de desinflación los haberes tienden a aumentar en mayor magnitud que los años inflacionarios.

Por este motivo, según Econométrica, "las jubilaciones estarán creciendo un 43% interanual en el segundo semestre de este año, ganando a toda estimación que exista de inflación para igual periodo", debido a los próximos aumentos trimestrales que serán del 11,8% en marzo, 11,5% en junio y  de 8% en septiembre. 

Esto hará que estos beneficiarios recuperen gran parte de los perdido en 2018 -entre 5 y 10 puntos, dependiendo de la consultora- y den impulso al consumo. Así y todo, en el promedio, las jubilaciones y pensiones terminarán dos puntos por debajo de la inflación hacia fin de año, considerando un escenario moderado. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés