Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Reparación histórica: se pueden demorar trámites en la Justicia

Reparación histórica: se pueden demorar trámites en la Justicia

Los empleados del fuero federal de la Seguridad Social están convulsionados por el próximo ingreso de los expedientes de la "reparación histórica" a los jubilados a la Justicia. Las homologaciones se podrían demorar porque los funcionarios judiciales no quieren empezar a tramitarlas, lo que todavía requiere que se ponga a punto el sistema informático, hasta no tener garantías de que los nuevos puestos de trabajo que se solicitaron se vayan a completar y respetando la carrera judicial, además de recibir las nuevas computadoras.

El fuero de la Seguridad Social pidió en agosto pasado al Consejo de la Magistratura y la Corte Suprema (CSJ) un secretario, un prosecretario y cinco empleados para cada uno de los diez juzgados de primera instancia y de las tres salas de la Cámara en Capital Federal. Y tres cargos en los juzgados del interior.

Tras una reunión al mediodía entre la presidenta de la Cámara de Seguridad Social, Lilia Maffei de Borghi, y el secretario General de Administración de la CSJ, Héctor Marchi, para acordar esos nombramientos, la tensión creció en el fuero, de 500 empleados, que ya están con asambleas permanentes.

Sucede que la creación de los cargos fue incorporada a la ley de presupuesto 2017. Pero sólo una vez que sea promulgada por el Ejecutivo, el Consejo de la Magistratura y la Cámara Federal de la Seguridad Social le pedirán a la CSJ que habilite esos cargos. Tras ese pedido, la CSJ se toma 24 horas para emitir una resolución para habilitar esos nuevos cargos. Y el Consejo es el que destinará las partidas para pagar al nuevo personal.

El problema es que se estima que el pedido de los nuevos cargos se hará los primeros días de enero, lo que demoraría el ingreso del personal y, por lo tanto, la capacitación para homologar los acuerdos.

"El fuero previsional está colapsado por los miles de juicios que no se tramitan, tanto en Capital Federal como en el interior del país. Con este tema de la homologación y la ley de reparación histórica se multiplica la cuestión", dijo Julio Piumato, secretario General de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación.

"No hay seguridad hasta que se apruebe el presupuesto de que esos cargos van a estar. Y no pueden hacer frente a la multiplicación de trabajo. La gente está absolutamente colapsada. La otra inquietud es que los jueces y las cámaras respeten el escalafón, que salgan los cargos y se respete la carrera judicial, que no venga gente acomodada de afuera. Es la inquietud y por eso están en estado de alerta", explicó.

Para pedir garantías de que se cumplirá con los nombramientos, Piumato pidió una reunión con el director Ejecutivo de ANSeS, Emilio Basavilbaso, y con el presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas.

La inquietud de la gente se da en paralelo a la puesta a punto del sistema informático, sin el cual no se pueden homologar los expedientes electrónicos. La idea original era que esta semana se hicieran las pruebas finales para ver si el lunes que viene ingresan la primera partida de expedientes, unos 600 sobre los 630 mil que aceptaron los jubilados.

Para hoy se había planeado un curso de capacitación que se suspendió por el conflicto gremial.

"La reparación histórica depende de dos pilares: uno es el informático, que no está siendo implementado porque hay una persona sola capacitada, que está trabajando hace meses. Y la preocupación de que salgan los cargos prometidos", explicaron en primera instancia.

"No es que tengamos resistencia a los cambios informáticos, ya tuvimos varios, y el personal quiere trabajar y dar soluciones, pero en tanto y en cuanto no haya personal adicional, no se pueden hacer las homologaciones", agregaron.

Además de la agitación gremial y la falta de recursos informáticos se interpone la feria judicial de enero para avanzar con las homologaciones.