Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

'Reparación histórica': ANSeS pide a bancos datos de los jubilados

El ente estatal pide a los bancos compartir los datos de contacto -domicilio, email y número de teléfono y celular-, el fallecimiento y "los que quieran agregar"

Los bancos dudan si los privados pueden transmitir información sin el consentimiento de la persona

Los bancos dudan si los privados pueden transmitir información sin el consentimiento de la persona

En medio de la polémica que generó la decisión de la Jefatura de Gabinete de recurrir a las bases de datos de ANSeS para realizar "acciones de gobierno", el organismo previsional, a su vez, le pidió a los bancos firmar un convenio de intercambio electrónico de información para "facilitar los compromisos asumidos para la implementación del Programa de Reparación Histórica".

La semana pasada ANSeS envió a las cámaras bancarias el borrador del convenio marco, que se prevé que se suscriba por tres años renovables por otro plazo a convenir. El convenio pide intercambiar información de los beneficiarios de ANSeS referida a los datos de contacto -domicilio, dirección de email y número de teléfono y celular-, el fallecimiento y "todos los que quieran agregar".

Además prevé que el intercambio de información "se realizará con la periodicidad que acuerden "las partes" por medio de un Web Services que ANSeS desarrollará a tales efectos". Y que se implementará "bajo condición de razonable reciprocidad" aclarando que una de las partes podrá no cumplir con el intercambio si la otra parte cesa la transferencia de información.

ANSeS explicó a este diario que busca empadronar a los jubilados que aún no enrolaron su huella digital.
 Sucede que el trámite de la reparación histórica será digital. Los jubilados deben completar sus datos personales en la web de ANSeS. Y podrán firmar los acuerdos con huella digital en las sucursales bancarias.
En el convenio ANSeS indica que el intercambio no violenta los principios de la ley 25326, de Hábeas Data. Y que el secreto profesional, al que están obligadas las partes, subsistirá aún después de finalizada la relación con el jubilado, salvo resolución judicial.

Mientras los departamentos de Legales de los bancos estaban estudiando este convenio, estalló la polémica por la publicación de la resolución 166 que prevé un convenio de cooperación entre ANSeS y la Secretaría de Comunicaciones Públicas.

Entienden que ANSeS busca de los bancos poder actualizar su base de datos de jubilados para contactarlos para implementar el pago del reajuste del haber y del retroactivo.
Pero ahora algunos bancos dudan de firmarlo porque el organismo previsional estaría pidiendo datos que podrían ser privados. "Tenés una parte de la biblioteca de un lado y otra del otro. Tiene muchos vericuetos el convenio porque ANSeS es dueño de los datos, ellos te los pasan. Entonces ¿de quién son los datos, de ANSeS o de los bancos", dijo un banquero. En un banco privado que paga jubilados no encontraron conflicto con la ley de Hábeas Data: "Son datos filiatorios que a su vez recibimos de ANSeS".

Según dijo el abogado Marcos Santiváñez Vieyra, del estudio Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, "lo correcto no es que los datos se transfieran automáticamente desde las bases privadas a las del Estado. Lo ideal es que se haga una convocatoria y la persona que quiera adherirse al régimen dé el consentimiento para que sus datos sean transferidos de o hacia la entidad bancaria que corresponda. Siempre el consentimiento es mejor, porque la persona tiene un control de sus datos". Entiende que al compartir la información el banco implícitamente está informando de qué bancos es cliente el jubilado, que puede utilizar para distintos fines.