Reforma tributaria: el IVA en importación y exportación de servicios

La importación y exportación de servicios dio lugar a muchos conflictos referidos a cuándo aplicar el IVA, porque la ley habla de utilización o explotación efectiva, pero no la define. Esto se corregirá con la reforma tributaria, que explicita distintos supuesto en que se cumple esa condición.

En el IVA, tanto para la exportación como para la importación de servicios, un elemento fundamental que las define como tal es el concepto de utilización o explotación efectiva, indicó el consultor tributario Richard Amaro Gómez.

La Ley del IVA sólo define lo siguiente:

-Las exportaciones de servicios son aquellas realizadas en el territorio nacional pero cuya utilización o explotación efectiva se lleva a cabo en el exterior.

-Las importaciones de servicios son aquellas realizadas en el exterior pero cuya utilización o explotación efectiva se lleva a cabo en el país, siempre que los prestatarios sean sujetos del impuesto por otros hechos imponibles y revistan la calidad de responsables inscriptos.

Sin embargo, ni la Ley del IVA ni su decreto reglamentario establecieron que se entiende por utilización o explotación efectiva. En consecuencia, esto dio lugar a una amplia jurisprudencia administrativa que trató de delimitar dicho concepto, muchas veces considerando los efectos mediatos o secundarios de los servicios, de difícil identificación en la gran parte de los casos.

El proyecto de reforma da un paso trascendental en este aspecto dado que incorpora la definición del concepto de explotación o utilización efectiva. En este contexto y en general, se considera, según el proyecto, que existe utilización o explotación efectiva en la jurisdicción en que se verifique la utilización inmediata o el primer acto de disposición del servicio por parte del prestatario aun cuando, de corresponder, este último lo destine para su consumo, precisó Amaro Gómez.

Este es el criterio general, no obstante, de tratarse servicios digitales comprendidos, se presume (salvo prueba en contrario) que la utilización o explotación efectiva se lleva a cabo en la jurisdicción en que se verifiquen los siguientes supuestos:

-De tratarse de servicios recibidos a través de la utilización de teléfonos móviles: en el país identificado por el código del teléfono móvil de la tarjeta SIM.

-De tratarse de servicios recibidos mediante otros dispositivos: en el país de la dirección IP de los dispositivos electrónicos del receptor del servicio y la de su proveedor del servicio de Internet. Se considera como dirección IP al identificador numérico único formado por valores binarios asignado a un dispositivo electrónico.

Pero si encuadran en el inciso e) del artículo 1 de la ley, punto que se incorporó con la reforma referente a ciertos servicios digitales, se establecen presunciones que no admiten prueba en contrario para definir donde se produce la utilización o explotación efectiva.

Finalmente luego de tanta discusión y escritos sobre el tema, la Ley del IVA tendrá una definición de utilización o explotación efectiva acorde con lo que venían planteando los tributaristas en cuanto a que en la definición de dicho concepto debe prevalecer los efectos primarios de la prestación, concluyó Amaro Gómez, y añadió que, de este modo, con la reforma va a haber mayor seguridad jurídica y menos litigios en lo que concierte al IVA.

Tags relacionados

Más de Economía y Política