U$D

MARTES 19/02/2019

Reemplazo de las jubilaciones y más ahorro: las sugerencias del FMI

El organismo entiende que pueden ser necesarias reformas adicionales en el sistema jubilatorio, como la reducción de los ratios de beneficios porque el país está en la etapa avanzada de transición demográfica

Reemplazo de las jubilaciones y más ahorro: las sugerencias del FMI

Mientras la Corte Suprema argentina tiene pendiente definir cuánto la jubilación debe reemplazar el haber de una persona, el FMI recomienda reducir esa proporción para aliviar el peso del sistema de pensiones sobre el PBI.

Dado que Argentina se encuentra en una etapa avanzada en la transición demográfica, el staff del FMI entiende que el país debería recortar la tasa de reemplazo de las pensiones sobre los salarios en actividad, en un informe en el que recomienda a las personas incrementar sus tasas de ahorro para complementar su jubilación.

Esta recomendación se realiza, cuando un fallo de la Corte Suprema tiene que decidir si un jubilado tiene derecho a una sustitución mínima del 70% de su haber (hoy ANSeS otorga entre 35 y 50%). Y cuando el gobierno promueve seguros de retiro e incentivos fiscales para complementar la jubilación.

En el reporte "El futuro del ahorro: el papel del diseño del sistema de pensiones en un mundo que envejece", el FMI indica que "muchos países han promulgado reformas importantes en materia de pensiones en los últimos años".

"Sin embargo, pueden ser necesarias reformas adicionales", agrega, por ejemplo, la "reducción de los ratios de beneficios (Argentina, Brasil)". Define el ratio de beneficios como la relación entre la pensión promedio y el salario promedio de toda la economía.

El reporte incluye a la Argentina entre los países que, después de alcanzar su nivel máximo a principios de la década de 2000, se está produciendo una transición relativamente rápida desde un estado de alta dependencia infantil a un estado de alta dependencia de la vejez.

Tras la segunda revisión del acuerdo stand-by con Argentina, el staff había recordado en diciembre pasado que sería importante "poner el sistema de pensiones en una base financiera sostenible". Y describió: "Dada la complejidad de estas reformas y la necesidad de establecer un amplio consenso social en torno a ellas, será importante comenzar pronto el trabajo técnico y preparatorio, con miras a enviar la legislación al Congreso a fines de 2019".

A nivel global, los autores del trabajo sobre el futuro del ahorro indican que las pensiones públicas en las economías avanzadas crecerán 1 punto del PBI y en las emergentes, 2,5 puntos hacia 2050 deprimiendo el ahorro público en 2 puntos porcentuales del PBI a nivel global.

Advierte que es probable que el envejecimiento deprima el ahorro privado a medida que aumenta el porcentaje de personas mayores. Y que "el ahorro privado disminuirá más precipitadamente en países con sistemas de pensiones públicos generosos, ya que las personas dependerán menos de sus propios ahorros cuando se jubilen".

Entiende que el impacto en el ahorro privado depende de la generosidad del sistema de pensiones, que abarca tanto el tamaño de los beneficios por persona (la relación de beneficios) como la cobertura (el porcentaje de personas mayores que reciben una pensión).

"La reducción de la generosidad de las pensiones públicas (por ejemplo, la reducción de los beneficios de jubilación anticipada o la reducción de las relaciones de beneficios) podría atenuar las vulnerabilidades fiscales a largo plazo y moderar la caída del ahorro agregado. Para contrarrestar estas tendencias, los trabajadores de hoy deberán prepararse para el futuro ahorrando más y prolongando su vida laboral", agrega.

A nivel individual, alerta que "para las personas en edad de trabajar ahora, las pensiones no proporcionarán una red de seguridad tan grande como lo hicieron para las generaciones anteriores". Y que "una vida más larga significa que las personas podrían necesitar ahorrar más para la jubilación a lo largo de sus vidas laborales".

Así es que considera:

- "Las reformas deben calibrarse con cuidado para evitar socavar el bienestar de los futuros jubilados o alimentar la pobreza de la vejez".

- Los países con un entorno macroeconómico y legal propicio y sistemas financieros suficientemente desarrollados podrían considerar esquemas complementarios de pensiones públicas con un esquema financiado de contribución definida: "Esto proporcionaría un vehículo para fomentar el ahorro privado".

- Las políticas para el sector financiero (disponibilidad de productos financieros) y el mercado de trabajo (fomentar la participación de los trabajadores de mayor edad, atenuar las brechas de género y abordar la informalidad) deberían ser consideradas parte del paquete de reformas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés