Rechazo al ejercicio militar en Malvinas

El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, se sumó ayer a los rechazos expresados por las pruebas misilísticas inminentes que anunció Gran Bretaña en la zona del Atlántico sur, al recordar que la cuestión por la soberanía en Malvinas era "una causa primordial e inclaudicable" para esa ciudad fueguina.

Al enterarse a través de la Cancillería que el Gobierno británico realizará ejercicios militares en el área de las Islas Malvinas, entre hoy y el 3 de noviembre con lanzamiento de misiles, el intendente rechazó "enérgicamente el hecho que se lleven a cabo ejercicios de este tipo". "La cuestión Malvinas para Río Grande representa una causa primordial e inclaudicable, es una política de Estado de la gestión municipal, razón por la cual nos oponemos a soportar embates de este tipo en el territorio de la provincia que nos contiene", apuntó el jefe comunal.

Además, hizo un llamado a las autoridades británicas para que acaten las resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales que instan a reanudar las negociaciones para encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía; como de igual modo a abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa.

"Las violaciones a los tratados internacionales se vienen sucediendo periódicamente, son provocaciones constantes en nuestro propio territorio y a nuestra propensión a mantener la paz y el diálogo", advirtió Melella. En ese marco, el jefe comunal fueguino señaló que pese a ello "no vamos a sesgar en nuestro reclamo y vamos a agotar todas las posibilidades que estén a nuestro alcance para garantizar que nuestros derechos como ciudad no sean pisoteados". Paralelamente, Melella instruyó a sus equipos técnicos a que eleven nuevamente la protesta ante la Red Mundial de Alcaldes por la Paz (Mayors for Peace).

Más de Economía y Política