Recaudación: a la espera del dato de junio, estiman otro desplome real de dos cifras

Los ingresos tributarios encadenarán una nueva caída real, pronosticó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Destacan la prolongación del confinamiento, la prórroga del vencimiento anual de Ganancias y Bienes Personales para personas humanas y la entrada del saldo del IVA diferido de marzo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) difundirá en las próximas horas el dato de recaudación tributaria de junio, para la cual se prevé una fuerte contracción en la comparación interanual tanto por la prolongación del confinamiento como por la prórroga de los vencimientos de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales para personas humanas para fines de julio.

No obstante, la caída fue amortiguada por la existencia de tres días hábiles más que junio del año pasado, resaltó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que en su monitoreo mensual registró un incremento de 20% en la recaudación de IVA, Ganancias, Bienes Personales e impuestos a los combustibles.

Así, estimó un incremento para Ganancias de 13%, lo que supone una caída de casi 21% en términos reales ante una inflación interanual de más de 40%. En tanto, calcularon que Bienes Personales embolsó un 280% más que junio del año pasado, aunque explicado por cambios normativos y subas de alícuotas que tuvieron lugar en los últimos 12 meses.

 

Los dos importantes vencimientos prorrogados operaban a mediados de junio que fueron prorrogados por el Fisco por 40 días, hasta la semana de entre el 24 y el 29 de julio, según terminación del número de CUIT del contribuyente. 

Por ejemplo, en los últimos junios el Fisco embolsó por Ganancias cerca del 12% de lo que recauda el impuesto en todo el año, en contexto de alta inflación, por lo que su relevancia en términos reales es mayor. De todas formas, los saldos se ingresarán en julio y, en cierta manera, compensarán el faltante en la comparación interanual.

"La recaudación de julio va a tener los vencimientos de Ganancias y Bienes Personales de personas humanas, que es un fuerte impulso para la comparación interanual dado que el vencimiento era en junio. Ganancias quedó atado a mínimos no imponibles muy viejos, definidos en enero de 2019. Y está el impuesto cedular, más allá de que los plazos fijos en pesos no paguen", explicó el tributarista José Luis Ceteri a El Cronista.

Por el lado del IVA, el Iaraf también estimó que hubo una contracción, dado que comenzaron a ingresar los saldos del IVA diferido a 90 días sobre la facturación de marzo por parte de las pymes, mes del cual 11 días fueron abarcados por la cuarentena y la parálisis de la actividad.

El instituto registró un alza de 14% en términos nominales, lo que significa un deterioro real de 19%. Así, en combinación con Ganancias, la suba fue de 13% y la baja contra la inflación, de 20%.

Pero la baja de la recaudación del IVA puede seguir cayendo, dado que para el vencimiento de julio entrarán los saldos del esquema diferido correspondiente a abril, mes más restrictivo para la actividad, en especial para las pymes, y reaparecerán los problemas de caja para las empresas ante el endurecimiento que comenzó esta semana.

En tanto, la contracción de la facturación de julio por las restricciones reforzadas impactará en la recaudación del IVA agosto, pero que en parte puede ser compensada por el ingreso del saldo diferido de mayo, que tuvo una mayor apertura que abril, explicó Ceteri.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día