Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Rafecas cuestionó la solicitada que exigía su remoción

Tras la solicitada publicada días atrás, en la que se critica que haya desestimado la denuncia del fiscal Nisman, el juez detalló las causas de su resolución.

Rafecas cuestionó la solicitada que exigía su remoción

Tras la solicitada publicada semanas atrás, firmada por destacadas figuras de la política y el mundo académico, en la que se critica la decisión del juez federal Daniel Rafecas de desestimar la denuncia presentada por el entonces fiscal Alberto Nisman contra el ex canciller Héctor Timerman y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por un presunto 'pacto de impunidad' con Irán, el juez consideró a esta reacción “inusitada e inapropiada” y explicó las razones de su decisión.

“Mi resolución sobre la presentación del ex fiscal Nisman es bastante clara y transparente” declaró, en primer lugar.  

Rafecas aseguró que, “de lo que fue la denuncia de Nisman, quedaron en pie, por la instrucción del fiscal Gerardo Pollicita, dos hechos supuestamente de connotación delictiva

Uno era “la supuesta presión del gobierno y la Cancillería argentina sobre Interpol para dar de baja las órdenes de captura de los iraníes a partir de la firma del Memorando de Entendimiento con Irán”.

El otro punto “se sustentaba en lo que había sugerido el periodista José "Pepe" Eliaschev en su nota en el diario Perfil, donde denunciaba que el entonces gobierno argentino "estaría dispuesto a suspender la investigación de los dos ataques terroristas", a la Embajada de Israel y la AMIA”, explicó el juez.

Sin embargo, para Rafecas, “la denuncia del fiscal tenía -por lo menos- dos problemas graves para ser admitida como hipótesis delictiva: Una era que el gobierno argentino no podía darle de baja a la notificación roja para cesar la búsqueda de los iraníes porque el artículo 81 del reglamento de INTERPOL establece que el único que puede pedir la baja de una notificación roja es el mismo organismo judicial que le dio el alta, es decir el juez de la causa”.

“Es decir, que INTRERPOL no podía hacerlo, por ejemplo, ni a solicitud o bajo presiones del gobierno argentino o iraní”, destacó el magistrado.

“A mí me hubiera gustado que en algunas de las 281 páginas de su denuncia, Nisman explicara cómo se paró frente a la legislación aplicable que desmiente su postura”.

El segundo punto, que el magistrado señaló como “desconcertante”, es que, en la denuncia, “no está citado el único documento oficial que conecta a la Cancillería con INTERPOL”.

“Hubo una única comunicación oficial de Timerman, quince días después de suscripto el memorando comunicando la firma del acuerdo, donde explicó que la eventual entrada en vigencia del acuerdo no modificaba el estatus de las notificaciones rojas emitidas por las órdenes de captura de los iraníes. La misiva también recordaba que cualquier cambio en el pedido de capturas sólo podrá ser realizado por el juez argentino con competencia en dicha causa, el doctor Rodolfo Canicoba Corral” ”, explicó el juez.

Es decir, que la Cancillería hizo exactamente lo contrario a lo que dijo Nisman, porque comunicó el memorando y fijó la postura oficial argentina en el sentido opuesto a lo que explicó el fiscal”, continuó.

Respecto a lo escrito por Eliaschev en el diario Perfil, el magistrado aclaró que “el mismo periodista lo desmintió en la declaración testimonial que el propio Nisman le tomó en la UFI-AMIA”.

Además, planteó que “la nota de Eliaschev en Perfil estaba escrita con verbos en potencial, pero además, cuando fue a declarar bajo juramento a la fiscalía de Nisman no proporcionó ninguna información que pudiera servir de argumento a la denuncia formulada por la UFI-AMIA”.

“El supuesto 'paper' de inteligencia iraní que había visto Eliaschev era una traducción al inglés de un informe que no se sabía ni quién la había escrito, ni cuándo o cómo lo habían hecho, ni quién lo tradujo. Y no decía nada más que Argentina e Irán se habían reunido para intentar destrabar el conflicto diplomático”.

Rafecas, por último, explicó que, el acuerdo “nunca entró en vigor y no produjo ningún efecto jurídico, entonces tampoco produjo posibilidad alguna de delito”.

Por esto, no podía "abrir una causa penal con la implicancia nacional e internacional que podía traer aparejada".

Más notas de tu interés

Comentarios4
edelmiro alberto caparros
edelmiro alberto caparros 26/09/2016 12:38:21

QUE PASA HAY CENSURA ACÁ TAMBIEN

RRF23935
RRF23935 25/09/2016 10:04:48

LA DE SIEMPRE . Se buscan excusas y justificaciones. Pero el resultado final es que NO SE HIZO NADA .Considerando el rol y desempeño de la justicia en los últimos tiempos , YO LE PREGUNTARÍA A ESTE JUEZ : ¿ A QUIEN LE CREERÍA UD ?

Juan Neuma
Juan Neuma 24/09/2016 08:44:10

Defecas, sos de lo peor.

Andres Solo
Andres Solo 24/09/2016 05:53:17

a quien le dicen bombom r r.....