Quién es quién y cómo se reparte el poder en la mesa chica de Juntos por el Cambio

Cuál es la estrategia de los principales dirigentes opositores sobre el futuro de la coalición y de cara a las elecciones del año que viene. Diez nombres a seguir hacia el futuro.

Desde que nació Cambiemos, en 2015, la coalición pasó por diferentes etapas. Tras un corto período de conocimiento entre los partidos que conformaron la alianza electoral de ese entonces, se llegó al Gobierno. A pesar de las diferencias observadas durante la gestión se optó por no romper y se acompañó a Mauricio Macri.

Luego de pasar a la oposición hace casi un año, Juntos por el Cambio superó una prueba de fuego: la unidad del espacio es aún mayor que durante el paso por la Casa Rosada. A pesar de las internas, hoy ningún dirigente de peso duda de que sea mejor continuar, justamente, juntos.

Con la continuidad del espacio como un dato, surgen luego distintas miradas sobre la estrategia que se debe continuar. La discriminación en “duros y blandos no es tan simple ni dicotómica, sino que se entrecruzan los enfoques y afinidades según los temas. A continuación, la posición de los diez dirigentes más importantes del espacio.

Mauricio Macri 

El expresidente reapareció públicamente el mes pasado con una serie de entrevistas en televisión. A partir de allí se reveló su voluntad. Si bien no piensa ser candidato el año que viene, pretende que existan más capítulos de Macri en la política grande de la Argentina. Es decir, no se contenta con reivindicar los logros básicos de su gestión, como haber terminado el mandato, sino que intenta instalar una visión de su período que lo pueda volver a poner en el centro de la escena, a pesar de que hoy las encuestas le dan la espalda. Es uno de los que apunta más duro contra el gobierno actual.

Horacio Rodríguez Larreta

A contramano, el jefe de gobierno porteño es uno de los que mejor mide en todo el país y es uno de los nombres lógicos para competir por la presidencia. Estuvo involucrado en una discusión teórica acerca de si es o no el jefe de la oposición, a pesar de que esa figura no existe realmente. Al principio de la pandemia había estado cerca de Alberto Fernández. Tras el episodio de la quita de coparticipación afianzó su liderazgo como opositor.

María Eugenia Vidal

Mantuvo un perfil bajo desde que salió del gobierno bonaerense. Representa al ala dialoguista a pesar de que sigue siendo blanco de Axel Kicillof. De cara al futuro, se siente más cómoda con Rodríguez Larreta y Martín Lousteau que con Macri. Se perfila como candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas de 2021.

Elisa Carrió

La líder de la Coalición Cívica sorprendió una vez más. En este caso, dijo que no le hablará más a Macri, aunque no puso en duda su continuidad en el espacio. Defiende a Daniel Rafecas como procurador, lo que generó dudas en Juntos por el Cambio: para algunos es el mal menor y se evitaría un militante kirchnerista, pero otros siguen sin estar convencidos. También atacó a Patricia Bullrich y su rol en las marchas y a Rogelio Frigerio por haber entregado provincias al PJ.

Rogelio Frigerio

Junto con Emilio Monzó conforman la pata peronista, que fue criticada por Macri en las últimas semanas. Dirigentes radicales de peso también ven con recelo su gestión en el Gobierno: la cercanía con gobernadores opositores no dieron los frutos esperados y muchos de los damnificados fueron justamente radicales. Frigerio y Monzó tendrían un rol clave a la hora de ampliar Juntos por el Cambio –objetivo en el que todos coinciden– para sumar más peronistas.

Patricia Bullrich

Enarbola las mayores críticas al gobierno. La presidenta del Pro está considerada como una de las “duras y reivindica a la figura de Macri. Sobre posibles incorporaciones al espacio, aclara que “no puede haber poder de veto, que alguien diga ´estoy si no está fulano´ . Sin nombrarla, la referencia podría ser hacia Margarita Stolbizer: la líder del GEN se siente cómoda con Vidal, quien podría sumarla, pero rechaza la idea de juntarse con Macri.

Alfredo Cornejo

El presidente del radicalismo tampoco duda a la hora de atacar a Alberto Fernández y se mostró en sintonía con Bullrich. Fue elogiado por Macri, a pesar de que le gustaría que tanto Macri como Cristina Kirchner sean parte del pasado. Tiene la posibilidad de postularse al Senado por Mendoza –y competir con Julio Cobos, a quien se le termina el mandato–, pero asegura que no lo atraen los cargos legislativos.

Martín Lousteau

Tiene una situación ambivalente dentro del radicalismo. Por un lado, es uno de los dirigentes con mayor nivel de conocimiento y potencial en las urnas. Por otro lado, es rechazado por muchos dirigentes históricos del partido, quienes lo ven como oportunista que no sabe jugar en equipo. De hecho, apoya a Gustavo Posse para liderar la UCR bonaerense, a contramano de casi todos los legisladores e intendentes del partido, quienes están con Maximiliano Abad. Por la pandemia, las internas se postergaron a marzo.

Mario Negri

Él y Luis Naidenoff encabezan los interbloques de Juntos por el Cambio en el Congreso: Negri en Diputados y Naidenoff en el Senado. Históricamente, es uno de los radicales más cercanos a Carrió. El cordobés quedó herido tras la fallida disputa por la gobernación en 2019, cuando no pudo resolver la interna con Ramón Mestre y ambos fueron derrotados por Juan Schiaretti. Córdoba también elegirá senadores en 2021.

Miguel Ángel Pichetto

Al igual que Macri y Bullrich, apunta contra el gobierno con críticas por derecha. Se esperaba que con su incorporación llegaran más peronistas a Juntos por el Cambio, pero no hubo muchas novedades además de Alberto Asseff.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios