Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Qué regalos recibieron los presidentes argentinos a lo largo de la historia

La Ley de Etica Pública fue sancionada en 1999 y reglamentada hoy. La normativa demanda un registro de obsequios y viajes, y aclara que sólo pueden ser protocolares y deben quedar registrados. El control de la misma queda en manos de la Oficina Anticorrupción que lleva adelante la exdiputada del PRO, Laura Alonso.

La falta de reglas y controles claros, ha generado desde la creación de la ley hasta ahora situaciones sospechosas sobre regalos que los presidentes reciben en funciones y de los que después no se sabe el paradero. Salvo casos muy emblemáticos donde el escándalo obligó a deshacerse de los mismos.

El artículo 18 de la Ley de Ética Pública establece que “los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones”, a menos que estos sean de naturaleza protocolar, en cuyo caso, deberán ser registrados.

Carlos Menem:

El regalo más resonante y escandaloso fue el que recibió el expresidente Carlos Menem. El empresario italiano Máximo del Lago le entregó, en 1991, la famosa Ferrari colorada que el riojano mostró exultante. "Es mía, mía y mía", dijo al mostrarla. La trajo al país en “valija diplomática”, pero después fue tal el revuelo que se armó que la tuvo que subastar y donar el dinero. También, durante una visita a Siria, le regalaron un costoso bastón de marfil.


Fernando de la Rúa:
Maria Kodama, viuda del escritor Jorge Luis Borges, le entregó en 2000 una edición de El Aleph con ilustraciones de José Hernández, en homenaje a Carlos Fuentes. 
Sin embargo, aunque se conoció la info, lo que generó verdadero escándalo fue el obsequio de dos jarrones chinos y una escultura que le regaló una empresa española con intereses comerciales en el país. 
El desconocimiento del paradero de esos regalos, le valió al exmandatario de la Alianza una denuncia penal y hasta un llamado a declarar ante la Justicia.

Néstor Kirchner:
Aunque no fue de los mandatarios que más regalos recibió, el exjefe de Estado Néstor Kirchner, tampoco dio explicaciones sobre la réplica del sable de Simón Bolívar que le obsequió por entonces su par venezolano, Hugo Chávez. Y una edición original del libro Principios de la economía de Thomas Malthus.

 

Cristina Kirchner
El empresario mejicano Carlos Slim, le regaló a la expresidenta Cristina Kirchner una Macbook Air, la computadora era por entonces la última versión de Apple. Pese a que la exmandataria debería haber rechazado ese obsequio porque Slim es un empresario que tiene intereses comerciales en el país, nada se supo de la máquina.
De la lista de regalos no protocolares, Cristina recibido también una esmeralda en un acto en Salta. La joya, valuada en u$s 5000, fue regalo de Carlos Sampedro, un admirador.
Collar y aros de plata boliviana de parte de su par boliviano, Evo Morales.
Gorro de caza ruso que recibió del ex-presidente ruso, Dimitri Mendvedev.
Ejemplar de la constitución española de 1812 y ejemplar de encuadernación de lujo del Quijote, ambos regalo del gobierno español.

Otro obsequio fue el perro "Simón" que sorpresivamente le envió Hugo Chávez a la ex mandataria.
Melanie Griffith y Antonio Banderas, le obsequiaron dos joyas. Y Nicolás Sarkozy le entregó un libro sobre Napoleón Bonaparte, y un pañuelo de seda.

Habrá que esperar si a la hora de la salida de Mauricio Macri, deja un registro con los regalos que recibió y queda como parte del patrimonio del Estado.