Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Qué pasará con la AUH y Procrear

Qué pasará con la AUH y Procrear

El director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, anunció que “se están dando los primeros pasos hacia la universalización del sistema de ingreso a la niñez”, al sumar al cobro de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a un millón de chicos que estarían en condiciones de percibirla y en la actualidad no lo están haciendo.

En una entrevista con la agencia Télam en Resistencia, Chaco, donde acompañó al presidente Macri a un acto, Basavilbaso recordó que “hay un conjunto de niños -estimado en 1,2 millones- que no recibían ningún tipo de asignación y que a partir de marzo empiezan a cobrar las asignaciones familiares (AUH)”.

“Esto es un primer paso hacia la universalización total de un sistema de ingreso a la niñez, que es la iniciativa que impulsa Lilita Carrió, quien forma parte de Cambiemos”, puntualizó el funcionario. Y remarcó: “Lo vamos a hacer durante este período de gobierno”. Con ese fin, contó que al iniciar su gestión “salimos por primera vez de la Anses, con el Ministerio de Desarrollo Social a buscar a esos pibes que hoy no reciben asignación universal y tienen el derecho”.

Respecto de Procrear, Basavilbaso recordó que el presidente Macri “anunció 100.000 viviendas por año, que es muy superior a la producción que tuvo” el programa de la Anses “en tres años y medio, que dio 350.000 soluciones, las cuales no están finalizadas, pero son créditos que se otorgaron”.

Además, señaló que existen dos programas dentro de Procrear. Uno es de desarrollos urbanísticos, que es la construcción por parte del Estado, que hay finalizado menos del 10% y el otro es la línea más conocida, en la que la familia se construye la casa, y de la que no se hacen sorteos desde febrero del año pasado. “Todavía estamos recibiendo carpetas de gente que salió sorteada en febrero, pero el programa se mantiene” y, “en paralelo, estamos pensando en relanzar el programa con una línea nueva, que básicamente es tener la posibilidad de comprar una vivienda usada”.