U$D

DOMINGO 26/05/2019

Pymes argentinas van por certificarse en anticorrupción

Una nueva norma internacional "anti-coima", la ISO 19600 recién se está lanzando en el mundo y la aplicó sólo Austria hasta el momento. Pero en Argentina las empresas están impulsando al IRAM, el instituto que se encarga de la normalización, para que la implemente en el país cuanto antes.

La Organización Mundial para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer a principios de año un duro informe sobre cómo está la Argentina en materia de corrupción, y esto afecta también la reputación de las empresas locales y sus posibilidades de conseguir ciertos contratos internacionales. Especialmente a pymes que quieren entrar en cadenas de valor de multinacionales.

La ISO 19600 de Gestión de Compliance es una herramienta con que contarán las organizaciones y empresas para aumentar y/o mejorar su reputación disminuyendo los riesgos de fraude y corrupción, puntualizó Daniel Casal, de MC&Asociados.

La norma servirá de base para que las organizaciones diseñen, mejoren, implementen y difundan su capacidad para identificar, prevenir y gestionar sus riesgos de cumplimiento y comportamiento ético.

Las normas ISO son dictadas por la Organización Internacional de Normalización (ISO, por su sigla en inglés) y las organizaciones que desean cumplir con sus obligaciones legales, o quieran implantar políticas serias de compliance, ya tienen a disposición dicha norma ISO 19600. Compliance, básicamente significa "cumplimiento normativo", explicó Armando Casal, de MC&Asociados.

El Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) comienzó su proceso de adopción de las norma ISO 19600 con las participación y colaboración de asociaciones, organismos no gubernamentales y expertos en la materia.

La Comisión de Compliance ISO 19600 - Compliance Management Systems (CMS) de la Asociación Argentina de Ética y Compliance (AAEC) lanzó a fines del mes pasado las reuniones con el objeto de analizar las tareas de adecuación de la norma y desarrollar guías prácticas de implementación del nuevo estándar. La versión de la norma ya está traducida al español.

Por ahora, la ISO 19600 no es certificable, sin embargo Carolina Echevarría, responsable del departamento Jurídico & Compliance de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana consideró que esto no será así por mucho tiempo. A mediano plazo se prevee que se convierta en una norma certificable como lo son las ISO 9001 o 14001, dijo.

Una de las características más relevantes es que esta ISO 19600 está orientada a pequeñas y medianas empresas. Las grandes empresas o multinacionales, al cotizar en bolsa, ya tienen guías y modelos de procedimientos en materia de compliance que tienen que cumplir, precisó Echevarría, que también dirige el programa para pymes sobre compliance ¡De empresas, para empresas! (DEPE) de la Cámara Alemana.
Para las pymes sería muy complejo adherir a dicha normativa debido a la enorme estructura que requiere la aplicación. La ISO 19600 permite una implementación eficiente para las pymes poniendo el foco en el análisis de riesgo.

Ese análisis que exige la norma le permitirá a las pequeñas y medianas empresas invertir correctamente sus contados recursos en aquellos riesgos de corrupción que pueda tener su empresa en particular y no tendrán que contemplar otros aspectos que están en los modelos internacionales pero que no son un riesgo para las pymes locales.

Y aquellas que cuenten con la ISO 19600 tendrán una ventaja competitiva para entrar en la cadena de valor de las grandes empresas multinacionales, ya que el 80% de los multados por corrupción en los EE.UU. es por el accionar de terceros que los representan.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping