Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Prudencia y beneplácito entre los empresarios

Mientras la Justicia investiga la denuncia que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, realizó contra el ahora suspendido titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, los empresarios se debaten entre la prudencia y el beneplácito por la actitud del Gobierno de correrlo del cargo.
Desde el sector privado ligados a las operaciones aduaneras explicaron en estricto off the record que "hay que esperar" respecto al caso. "La denuncia la están investigando y justo llega unos días después que saliera que se habrían fugado u$s 14.500 millones".
Aunque la decisión del presidente Mauricio Macri de remover de su cargo al hombre que forma parte de la estructura gubernamental del PRO desde hace varios años – fue jefe de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) en la Ciudad de Buenos Aires– fue vista con buenos ojos porque "demuestra una diferencia" respecto a la administración anterior y su reacción frente a casos de corrupción. Pero remarcaron que "todo dependerá de las pruebas que haya, porque sino no sería justo".
Por el lado de los sindicatos ligados a la actividad reconocieron a este medio que "se sabía de las escuchas a asesores" de Gómez Centurión "desde hace un tiempo". Señalaron que el ex militar "tocó intereses mafiosos" pero también que su gestión no fue buena respecto a los empleados ya que "realizó pases compulsivos sin sentido". Tanto que afirman que en la Aduana de Buenos Aires "casi no hay firmas, está todo parado. Nadie quiere asumir". Por otra parte las fuentes sindicales hicieron referencia a "dos o tres casos de jefaturas que sufrieron atentados que adjudican a estas mafias". Uno de ellos es Aníbal Rodríguez (jefe de departamento de la Aduana de Buenos Aires), quien está de licencia médica "por ataques de pánico y problemas médicos que le produjo un episodio de violencia que sufrió en la Avenida Huergo".
Por último, y aunque señalaron a las escuchas contra Gómez Centurión como "una operación en su contra" prefirieron dejar un manto de duda apelando a una frase: "Si no tenés tu placard limpio no podés jugar de la manera que jugó".