Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Provincias firmaron acuerdo para dejar atrás la crisis energética

Junto con el gobierno nacional, suscribieron una serie de políticas de Estado sobre hidrocarburos, renovables, tarifas y precios, eficiencia y cambio climático

Provincias firmaron acuerdo para dejar atrás la crisis energética

El presidente Mauricio Macri celebró ayer con gobernadores y ministros provinciales la firma de un Acuerdo Federal de Energía, que sienta las bases para coordinar políticas de Estado que garanticen el abastecimiento a mediano y largo plazo.

Si bien no hay números precisos sobre los objetivos, el sector leyó el anuncio como una foto para inversores locales e internacionales de compromiso multisectorial para revertir la crisis energética y dar señales de que la política energética actual deberá trascender los futuros gobiernos y probables cambios de colores partidarios.
Algunos de los puntos más destacados del acuerdo -que contiene once cláusulas- son la creación del Consejo Federal de la Energía y de un banco federal de datos de hidrocarburos, que suministrará información primaria, existente y futura de los yacimientos del país y tendrá carácter público. Además, los firmantes se comprometieron a "evitar distorsiones" en los precios de la energía, aseguran que las tarifas retribuirán los costos económicos de las empresas y realizarán las concesiones de explotación de pozos petroleros a través de licitaciones "a través de licitaciones abiertas, transparentes y competitivas".

Otras cláusulas del plan suscripto en Casa Rosada refieren al cambio climático, al ahorro y eficiencia energética y a aspectos tributarios. Habrá un Plan Energético Estratégico que se actualizará anualmente; se ratifica el objetivo de diversificar la matriz y desarrollar las energías renovables y la tecnología nuclear; y se promoverá la utilización de biocombustibles para contribuir a sustituir importaciones de petróleo crudo y derivados.

El acuerdo se había empezado a trabajar en agosto del año pasado -cuando la Corte Suprema de Justicia estaba por fallar en contra del tarifazo de gas-, consensuado por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación y ex secretarios del área.

Luego de la rúbrica de funcionarios provinciales, firmaron el ministro Juan José Aranguren, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y Macri. El presidente aprovechó, una vez más, para criticar la herencia recibida del gobierno anterior. "Salimos de más de una década con políticas erradas, improvisación y falta de control", afirmó Macri.
El mandatario nacional también dijo que en el verano cayeron un 45% los cortes de luz, debido a las nuevas tarifas y las obras eléctricas.

Además de los que suscribieron el acuerdo, en las primeras filas del Salón Blanco de la Casa Rosada estaban los ex secretarios de Energía, funcionarios actuales del área y sindicalistas. Algunos de los asistentes comentaron a este diario, en privado, que acababan de recibir la carpeta con el texto final del plan y se debían su lectura.

De esta manera, el Gobierno se anotó otro acuerdo con el sector luego del anunciado en enero por Vaca Muerta, que mencionó ayer el jefe de Estado. "Lo que logramos en Vaca Muerta (la adenda al convenio laboral de los petroleros junto a compromisos de empresas, Nación y la provincia de Neuquén) es un éxito que nos llevó meses de reuniones y apostamos a que traiga más de u$s 20.000 millones por año en el mediano plazo", afirmó Macri, que adelantó un día su visita a Estados Unidos de la semana que viene para ir a Houston y hablar el miércoles con potenciales inversores petroleros.

De los firmantes, solamente se ausentó el gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, mientras que las provincias de La Pampa, Misiones, San Luis y Santiago del Estero no participaron del acuerdo.

El Gobierno quiere reconvertir a 1800 petroleros despedidos en Chubut y piensa en la obra pública

El Ministerio de Energía y Minería de la Nación firmó ayer un acuerdo junto a empresas y sindicatos para sostener la producción petrolera en yacimientos convencionales de Chubut, declinante en una provincia muy dañada por las inundaciones de principios de mes.

En concreto, las autoridades nacionales aceptaron ayer en la Mesa de Energía Chubut desembolsar subsidios por $ 22.000 durante seis meses para hasta 1800 trabajadores petroleros que fueron despedidos en los últimos meses. El acuerdo se engloba en el Programa de Recuperación Productiva (RePro) y tiene un costo fiscal máximo de $ 238 millones.

El Gobierno quiere que los trabajadores se reconviertan a otros sectores y estudia llevarlos a la obra pública, ya que Chubut deberá encarar un proceso de varios meses para reconstruir Comodoro Rivadavia, totalmente destruida por los fuertes temporales ocurridos en este mes. Vecinos y visitantes asiduos de la ciudad describen que hay obras pendientes en rutas, puentes y caños para que pueda volver la normalidad en las actividades de esa localidad.

Además, las partes se comprometieron a firmar el martes 2 de mayo una adenda al convenio laboral para bajar los costos de producción por pozo. Así lo informó el ministro de Coordinación de Gabinete de Chubut, Alberto Gilardino.

El convenio fue firmado por empresas como YPF, Pan American Energy (PAE), Tecpetrol, Sipetrol, Capsa y Schlumberger; el ministro de Energía, Juan José Aranguren; los subsecretarios Marcos Pourteau y Pablo Popik, los sindicalistas Jorge Ávila y José Lludgar y autoridades de Chubut.