U$D

VIERNES 19/04/2019

Provincias apuestan al 'gatillo' para destrabar las paritarias docentes

Vidal citó a gremios para el miércoles. Santa Fe y Córdoba intentarán cerrar acuerdos esta semana. La referencia es el 23% que el Gobierno prevé para la inflación 2019

Provincias apuestan al 'gatillo' para destrabar las paritarias docentes

Garantizar el normal inicio de las clases en poco más de 20 días será el gran desafío al que se abocarán de lleno desde esta semana el grueso de las administraciones provinciales en sus negociaciones con los gremios docentes. Ya sin el paraguas de la eliminada paritaria nacional y con acuerdos cerrados en apenas dos distritos, la mayoría de los gobernadores buscará acelerar la discusión con los representantes de los maestros en la apuesta de encorsetar los incrementos salariales de este año en la referencia del 23% que la Casa Rosada proyectó para la inflación de 2019. Algunos distritos, no todos, sumarán a esa oferta porcentual la incorporación de una "cláusula gatillo" de actualización automática de los salarios en base a la suba de precios de manera de facilitar los entendimientos y evitar el llamado a un paro en el comienzo del ciclo lectivo, previsto para el 6 de marzo.

El gobierno nacional ratificó la semana pasada que no será parte de esas discusiones, pese a la presión de los sindicatos docentes por recuperar la paritaria federal, y reiteró que está en manos de las provincias resolver la negociación para evitar medidas de fuerza. "La Nación le devolvió muchos puntos de la coparticipación a las provincias. Hoy la mayoría tiene superávit y están en condiciones de hacer una buena oferta" salarial, advirtió Alejandro Finocchiaro, el ministro de Educación de Mauricio Macri, en un mensaje a los gobernadores.

María Eugenia Vidal atendió rápidamente la recomendación de la Casa Rosada y citó para este miércoles por la tarde a los referentes del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUD), que ya habían intimado por carta documento a la gobernadora a iniciar las discusiones por la suba salarial de la actividad. La pretensión sindical es evitar que se repita el escenario de 2018, en el que las partes jamás lograron cerrar un acuerdo paritario y la provincia dispuso incrementos unilaterales por decreto que acumularon una suba anual de 32%, más el pago de un plus por presentismo y un bono por única vez de $ 7000.

Si bien Vidal no dio precisiones sobre la oferta concreta a los docentes, en su entorno anticiparon que la propuesta estará en línea con el esquema acordado en diciembre con los sindicatos de estatales bonaerenses: una suba escalonada de 20% con una cláusula gatillo automática en julio y un esquema de revisión salarial en diciembre. Si esa oferta se formaliza, los gremios adelantaron que será rechazada.

Previo a la discusión bonaerense, para hoy está prevista la apertura de la negociación en Córdoba. Funcionarios provinciales anunciaron que la intención repetir el ofrecimiento que efectuaron a los estatales: una suba de 5% en febrero y la aplicación de una cláusula gatillo mensual de ajuste por inflación hasta el mes de junio. Desde la representación gremial, sin embargo, reclaman en primer lugar recuperar parte del 10% que el salario real del sector perdió el año pasado y que se extienda para todo el año la aplicación de la cláusula gatillo para evitar otro deterioro del poder de compra del sueldo de maestros.

En la Ciudad, se aguarda para los próximos días la convocatoria oficial de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta para iniciar la paritaria. Los docentes porteños nucleados en UTE reclamaron la semana pasada al Ministerio de Educación de la Ciudad, que conduce Soledad Acuña, la apertura de la discusión pero no anticiparon el pedido de aumento que presentarán a las autoridades. Tampoco desde el gobierno porteño ofrecieron detalles, aunque se especula que la propuesta será similar a la que eleve Vidal a los gremios bonaerenses.

En Santa Fe la paritaria quedó abierta el martes pasado, pero recién esta semana la administración de Miguel Lifschitz formalizará su propuesta de incremento. Aunque por ahora no adelantaron la oferta de suba que entregarán a los gremios, el propio gobernador ya garantizó la continuidad de la cláusula gatillo que la provincia incorporó en los acuerdos con docentes y estatales en los últimos dos años.

Justamente esa herramienta fue la que permitió destrabar en las últimas semanas las dos paritarias docentes ya definidas: Mendoza y Misiones. En ambos casos, los acuerdos fijaron una suba escalonada del 23% (la pauta que el gobierno nacional apuesta a imponer también en las discusiones salariales del sector privado), aunque con la garantía de una actualización automática por inflación.

La idea de avanzar con un esquema similar también está latente en las discusiones ya en marcha en Neuquén, Entre Ríos, La Pampa, Formosa, Chubut y Tucumán, que también durante 2018 recurrieron a la cláusula gatillo para acordar con los docentes sin conflicto. Lo mismo se prevé para las conversaciones que arrancarán en los próximos días con los docentes en Salta, Catamarca, San Luis, Santiago del Estero, La Rioja, San Juan, Formosa, Corrientes, Tierra del Fuego, Chaco, Río Negro, Santa Cruz y Jujuy. El escenario que impone el año electoral, en el que la mayoría de los gobernadores buscará su reelección, será un ingrediente clave en esas discusiones y un incentivo muy fuerte para que las autoridades provinciales apuesten por acuerdos rápidos que alejen cualquier fantasma de medidas de fuerza que demoren el inicio de las clases.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés