EL SECTOR ESPERA LAS REFORMAS TRIBUTARIA Y LABORAL PARA MEJORAR LOS MARGENES

Proponen a los súper afilar promociones por la caída del consumo

El consumo masivo tampoco crecería este año. Con clientes sensibles a los precios, dicen que las cadenas deben profundizar promociones, pero diferenciarse

El reclamo de las grandes cadenas de supermercados es el bajo margen de rentabilidad que obtienen comparado con el resto de la región, debido a la carga tributaria, el costo laboral y el atraso cambiario, y están a la expectativa de que se implementen las reformas que impulsa el Gobierno para reconfigurar la rentabilidad del sector. No obstante ello, ayer, durante las jornadas organizadas por la Asociaciòn de Supermercados Unidos (ASU), representantes de la industria explicaron que el repunte en las ventas de septiembre y octubre se dio por la mejora del poder adquisitivo y las acciones y promociones del sector para dinamizar las ventas.

Por eso, las cadenas deben reconfigurarse, desarrollando el e-commerce y proponiendo promociones de precios más inteligentes, según coincidieron las consultoras de consumo consultadas por El Cronista.

"Las promociones siguen siendo clave y van a seguir traccionando volumen, el tema es como somos más científicos en el uso de las promociones, como con el uso de las marcas propias", dijo Carlos Altieri, líder de Soluciones para Mercados Emergentes de Latinoamérica de Nielsen. "Es un consumidor que ha sufrido y que va a seguir mirando precios, pero no significa que desestime otros aspectos. El gran riesgo de comunicar una promoción es la diferenciación".

Según Nielsen, hasta septiembre el consumo masivo cayó 4,5% anual, pero octubre fue el primer mes en que las grandes superficies mostraron crecimiento (2,2%). "Al total del año le va a costar mucho crecer sobre la inflación", dijo Altieri.

Para Osvaldo Del Río, director de Scentia, "la gente empieza a sentir que los precios están un poco más bajos". Observa una caída del 2% en el consumo masivo este año en autoservicios independientes y supermercados, después de la caída de 4,5% en 2016, y prevé un 0% en 2018.

Lea también

"No estamos en un proceso de gran transformación; lo determinante es el precio. Las cadenas tienen que hacer esfuerzos en precios, hacer acciones promocionales inteligentes y no salir de eso", explicó.

Según estudió Del Río, "las cadenas no suben los precios antes de las promociones como la gente piensa. El precio es el mismo y el porcentaje de descuento es del 25%". En tanto, indicó que las "cadenas no son formadoras de precios", porque pesan un 35% en el consumo masivo, pero en frutas y verduras, 10% y en carnes, 15%.

Juan Manuel Primbas, managing Director para el Cono Sur de Kantar Worldpanel, coincidió que hoy el consumidor "es hipersensible a los precios, los cuales juegan un rol central en las decisiones, tanto los relativos entre productos como los incrementos de precios". De allí que 40% de los hogares se abastece en el canal mayorista.

"El retail ha perdido espacio, pero hay espacio para recuperarse con el e-commerce. Es la expectativa si a la Argentina le va bien", dijo Primbas. Espera que el consumo masivo quede en 0% este año, después de crecer 3% interanual desde octubre y caer 4% en 2016. Para 2018, estima un alza de 2%.

Tags relacionados

Más de Economía y Política