Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Propaganda "K": se gastaron casi $ 10.000 millones en 12 años

El programa encargado de manejar el dinero de los actos de Gobierno tuvo un 84,5% más de plata que el previsto en un principio. En 2015, año de campaña, se usaron $ 2500 millones

Propaganda

De enero de 2004 a diciembre de 2015, en los 12 años que gobernó el kirchnerismo con presupuesto propio, se gastaron casi $ 10.000 millones solamente en concepto de publicidad oficial. Los datos surgen de un relevamiento que hizo El Cronista comparando los fondos anuales destinados al programa "Difusión y prensa de actos de Gobierno", que depende de la Secretaría de Comunicación Pública y la Jefatura de Gabinete, y arrojan un crecimiento del 2500% en los fondos para el sector en ese lapso de tiempo. Además, debido a los constantes reajustes de partidas, el aumento entre el presupuesto original del área y el finalmente ejecutado fue del 84,5%.

"Difundir las actividades del Sector Público Nacional y de los actos del Estado Nacional, con el objeto de garantizar el derecho de la población a estar informada, e intervenir, en la materia de su competencia, en la implementación de las políticas públicas estratégicas para la promoción y defensa de la industria audiovisual nacional", son algunas de las metas fijadas por el Ejecutivo en el programa número 19, que maneja los fondos destinados a promocionar su gestión. El kirchnerismo hizo de ese dinero una caja clave para exponer sus logros, tal como sucedió indirectamente con el Fútbol para Todos, creado en 2009, y que generó erogaciones superiores a los $ 7000 millones.

Los aumentos de fondos que tuvo el programa en los últimos 12 años superan toda previsión inflacionaria: 2500%. El incremento del dinero fue paulatino, pero tuvo picos en años puntuales como en 2009, 2013 y 2015, todos marcados por un signo común, el de las elecciones. En 2009, la previsión presupuestaria para difundir los actos de Gobierno fue de $ 271,2 millones, pero el desembolso final que hicieron desde la Casa Rosada llegó a $ 833 millones, más del triple del original. En 2013, otro año de comicios legislativos, el dinero para el área se fijó en $ 753,2 millones y terminó en $ 1314,7 millones, casi un 75% más que lo previsto. El año pasado, de elecciones en las que se eligió presidente, el balance final mostró una suba en el presupuesto del sector del 107%, pasando de $ 1203 millones a poco más de $ 2498 millones.

Según fuentes cercanas al kirchnerismo que trabajaron delineando las políticas del programa, el hecho de que los años de mayores aumentos de las partidas hayan sido justamente los de elecciones no responde a la coyuntura política de turno, sino a la inflación anual. Y esa línea podría encontrar respuesta en que 2014, sin actividad electoral, también cerró con una suba de casi el doble de los fondos, que empezaron en $ 950,7 millones y terminaron en $ 1723 millones.

Los primeros años del Frente para la Victoria en la gestión, durante el mandato de Néstor Kirchner, marcan un ascenso más paulatino, con subas siempre en torno al 20%. En 2008, con la asunción de Cristina Fernández, la tendencia comienza a cambiar, ya que de los $ 254,6 millones iniciales se pasó a $ 406,8 millones, es decir, un 60% más de dinero en ese año.

En los 12 años el área estuvo bajo la órbita de cinco jefes de Gabinete: Alberto Fernández (2003-2008), Sergio Massa (2009-2009), Aníbal Fernández (2009-2011 y 2015), Juan Manuel Abal Medina (2011-2013) y Jorge Capitanich (2013-2015). En ese período el programa pasó de $ 5326,3 millones estipulados según el presupuesto a $ 9820,5 millones finales. El aumento representa un 84,5%.

Antes de dejar el Gobierno, el kirchnerismo proyectó en el presupuesto 2016 presentado ante el Congreso en $ 1881,7 millones los fondos para el programa. Tras el primer semestre, el macrismo por ahora subejecutó esa partida: según el devengado, se gastaron $ 630, 6 millones, el 33,5% del total.