Programa ATP: el 60% de los créditos para sueldos serán a tasa cero y podrían devenir en subsidios

La titular de AFIP, Marcó Del Pont, confirmó que aproximadamente 45.000 empresas están en condiciones de solicitar hasta el 18 de agosto préstamos que, en el caso de generar nuevos puestos de trabajo, quedarían anulados a través de un mecanismo por definir.

Al cierre de una nueva reunión del gabinete económico en la Casa Rosada, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, confirmó que aproximadamente 45.000 empresas están en condiciones de solicitar a su organismo los avales para requerir a las entidades financieras créditos a tasa cero para hacer frente al pago de salarios de sus trabajadores en relación de dependencia.

La administradora del fisco animó asimismo a los empleadores a tomar estos empréstitos con el sistema bancario al asegurar que los créditos a tasa subsidiada lanzados en el marco de la cuarta ronda del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) podrían devenir en un subsidio si a futuro esas compañías mantienen la plantilla de personal e incluso la engrosan. El plazo para solicitar los préstamos vence el 18 de agosto.

Como contó El Cronista, el Gobierno se comprometió esta semana a colaborar con cerca de 210.000 compañías en dificultades para abonar los salarios de julio con el desembolso de una asignación que cubrirá hasta la mitad del salario (con techo de $ 33.750) de 1,4 millones de empleados en relación de dependencia vinculados a unas 135.000 firmas, y a su vez prestar mediante créditos subsidiados a otras 75.000 sociedades que emplean a unas 400.000 personas. El criterio para otorgar un subsidio directo o bien indirecto mediante el crédito fue el nivel de facturación interanual.

De las 75.000 sociedades que facturaron hasta 30% más en términos nominales y fueron aprobadas, unas 45.000 podrán acceder a ese beneficio con una tasa nominal anual del cero por ciento, por haber facturado hasta 10% más que en 2019. Las restantes 30.000 podrán optar por tomar créditos con TNA del 7,5% o 15%, según hayan facturado entre 10 y 20% o 20,01% y 30% más, respectivamente.

La novedad -anticipada por este diario- es que el Gobierno dejó la puerta abierta para que los créditos para el pago de salarios -rechazados por buena parte del empresariado antes que se anunciara el Programa ATP- puedan convertirse en un futuro en subsidios y de ese modo liberar a las empresas de su repago.

Marcó del Pont declaró ante los periodistas acreditados en la Casa Rosada que el gabinete económico "está viendo si en adelante el crédito se articula con la creación de empleo genuino, y de ser así probablemente se pueda pasar a una etapa de subsidio". Aunque el mecanismo está en análisis, AFIP podría otorgar créditos fiscales a dichas empresas para liberarlas del pago de los aportes patronales u otros tributos nacionales.

Marcó comentó en público los indicadores del ministerio de Trabajo que dan cuenta de la pérdida de 200.000 puestos de trabajo registrados desde febrero. Estimaciones privadas dan cuenta de la desaparición de casi un millón de puestos si se tienen en cuenta el mercado informal. De allí que en adelante se quiera ligar el ATP a la recuperación de las contrataciones en el mercado laboral.

Según los números del gabinete, esta edición del ATP rompió récords de aceptación, siendo que más del 70% de las solicitantes de asistencia fueron aceptadas mediante la modalidad del salario complementario o el crédito subsidiado.

No obstante, la ayuda se va reduciendo al considerar que el ATP 1 asistió a 255.837 compañías con 2,3 millones de empleados con sueldos de abril a pagar en mayo; el ATP 2 hizo lo propio con 253.666 firmas empleando a 1,9 millones por cobrar haberes de mayo en junio, y el ATP 3 facilitó las cosas para 221.071 empresas con 1,6 millones de asalariados que esperaban sus sueldos de junio depositados en el transcurso de julio.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios