Producción y el BCRA estudian medidas para evitar el default privado

El ministro Dante Sica será el encargado de recabar la información de las compañías que necesitan pagar deudas en el exterior y el Central analizará los casos para emitir aclaraciones.

La comunicación de IRSA a la Comisión Nacional de Valores sacudió el mercado y puso en alerta a una gran cantidad de compañía que tienen que enfrentar una situación similar. Las medidas tomadas post elecciones PASO  para frenar la sangría de dólares siguen mostrando perfiles no tenidos en cuenta y, aunque pareciera haber logrado una nueva estabilidad del dólar en el orden de los $ 57, no para de generar conflictos. Y los rumores siguen.

En el medio de esta situación está incrementando el nerviosismo en buena parte de las compañías que tiene que pagar deudas en el exterior luego de la imposibilidad que está sufriendo IRSA para hacer frente a sus pagos por u$s 135 millones (ver pag 4 Suplemento Finanzas) y ya están sonando todos los teléfonos de los funcionarios del equipo económico para que busquen una solución al respecto frente a la posibilidad de que buena parte de las compañías argentinas enfrente un default.

Frente a esto el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, señaló que trabaja "a diario" con el Banco Central intercambiando información sobre las empresas. En el programa de radio "Es Por Acá" de FM Milenium, el funcionario señaló que trabajan junto con el Banco Central  para que el BCRA "todos los jueves tenga reunión de directorio y a partir de ahí estamos llevándole casos en los cuales puede haber cierta flexibilización que permitan adecuarse a las condiciones del ciclo de negocios de cada sector".

Desde el Banco Central confirmaron a El Cronista que a partir de esta semana Sica será el encargado de obtener la información de parte de las empresas "por su cercanía con los sectores" y pasar los datos de cada uno de los casos a la entidad financiera quien irá emitiendo aclaraciones para cada operación.

"De ninguna manera el control de cambios va a afectar a las empresas que tengan deudas por pagar. Se van a hacer las aclaraciones o ajustes necesarios en este sentido de forma que el requisito de conformidad previa no resulte en un impedimento al pago de las deudas", explicaron a El Cronista desde la entidad que regula el sistema financiero de la Argentina. "No hay manera que una empresa llegue a defaultear por la normativa del Central", agregaron.

Rumores

En las mesas de dinero de los grandes bancos circula la idea respecto a que el Banco Central ajustará aún más el torniquete a la salida de divisa en donde la ventana que establecía que las empresas sólo podían girar divisas a cuentas propias en el exterior se cerrará un poco más y se iría hacia un modelo en donde sólo podrán salir los giros vía la operación de contado con liquidación y así evitar la salida de dólar billete.

"No es una locura en este contexto. El Gobierno está en un modelo de llegar cueste lo que cueste y en eso se podría llegar a generar una medida de este tipo", explicaron a este diario fuentes del sector financiero. "Además, aparece con mayor consideración si el Gobierno ya tiene en claro que el desembolso del Fondo Monetario Internacional no llega hasta después del 10 de diciembre", agregaron.

El problema surge con la operación denominada Contado con Liquidación que, aunque la medida del BCRA lo hace más engorroso, no frena el drenaje de dólares y menos la expectativa de devaluación y es una operatoria lícita que es muy utilizada por las grandes multinacionales que consiste en comprar bonos o acciones en la plaza local y solicitar que se acrediten en una cuenta en el exterior y sacar así los dólares.

Tags relacionados