Procesaron a Guillermo Moreno por impedir una asamblea de Papel Prensa

Lo decidió el juez federal Julián Ercolini. El exfuncionario había impedido el desarrollo de una asamblea de Papel Prensa en 2010, al grito de “acá no se vota nada .

El juez federal Julián Ercolini procesó hoy a Guillermo Moreno por perturbar e impedir el desarrollo de una asamblea de Papel Prensa en agosto de 2010, cuando el exsecretario de Comercio Interior extrajo de una bolsa guantes de boxeo y cascos tipo industrial y solicitó a los presentes que eligieran entre ellos mientras gritaba “acá no se vota nada , informaron hoy fuentes judiciales.

El exfuncionario kirchnerista fue imputado por el delito de "perturbación al ejercicio de funciones públicas".

En su resolución, Ercolini sostuvo que "se encuentra acreditado que Moreno realizó actos orientados claramente a la perturbación del orden y el fracaso de los fines de la asamblea de accionistas de Papel Prensa".

Y agregó: “Su conducta fue desplegada con el objetivo de evitar que se votara el punto 12 del orden del día e impedir, de ese modo, que el acto se desarrollara".

En la mencionada asamblea, vale recordar, debía discutirse la elección de los miembros de la comisión fiscalizadora de la sociedad. Los accionistas discutían la vigencia del decreto 4561/73, que regulaba el contrato entre el Estado y Papel Prensa, y contemplaba, entre otras cuestiones, la manera en que debía conformarse la comisión fiscalizadora.

Ercolini sostuvo que "se encuentra acreditado que Moreno realizó actos orientados claramente a la perturbación del orden y el fracaso de los fines de la asamblea de accionistas de Papel Prensa".

En medio del debate Moreno increpó a los accionistas privados “con acusaciones de ejercer políticas oscurantistas .

El por entonces secretario de Comercio Interior afirmó que “no correspondía a una asamblea expedirse acerca de la vigencia de un decreto , y, cuando se intentó pasar a un cuarto intermedio para conciliar, sacó un par de guantes de boxeo de una bolsa, depositó otros en el escritorio del presidente de la sociedad y les pidió a los presentes que eligieran entre los guantes y unos cascos tipo industrial que también había traído.

Además, el exfuncionario le pidió a las mujeres que se corrieran al fondo de la sala, aconsejó a sus compañeros que no comieran el refrigerio que se les ofrecía y ordenó que se apagara la luz, "actitud que mantuvo al finalizar el cuarto intermedio, siempre en el afán de impedir que se decidiera en el sentido sugerido por los accionistas privados".

Al mismo tiempo, le pidió al síndico general de la Nación, Daniel Reposo, que se pusiera delante de la cámara para que la escena no quedara grabada.

Con la provocación, Moreno logró su cometido: la asamblea no votó y los cambios en la comisión fiscalizadora de Papel Prensa quedaron bloqueados.

Tags relacionados

Más de Economía y Política