Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras el procesamiento por el plan Qunita, Aníbal Fernández quiere ir a declarar

El juez Bonadio imputó al ex jefe de Gabinete y al ex ministro Juan Manzur irregularidades y presuntos sobreprecios en el plan de asistencia a la maternidad.

Tras el procesamiento por el plan Qunita, Aníbal Fernández quiere ir a declarar

El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández salió a defenderse hoy tras su procesamiento por supuestos sobreprecios e irregularidades en el Plan Qunita, al afirmar que la decisión de la Justicia “no tiene razón de ser” y remarcar que quiere declarar porque “no” tiene “que ocultar nada”.

Además, el ex funcionario detalló que cuando arrancó el programa de entrega de kits para bebés durante el gobierno de Cristina Fernández él no era jefe de Gabinete, por lo que remató que “nada” puede “tener que ver” con el delito que le imputa el juez federal Claudio Bonadio.

“No hay razón de ser, ni sé de qué se me acusa”, expresó sobre el procesamiento en conversación con radio Del Plata, donde también aseguró que quiere declarar ante la Justicia.

El ex jefe de gabinete, junto al ex ministro de Salud Daniel Gollán, y su antecesor en el cargo y actual gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fueron procesados esta mañana por irregularidades en la licitación del plan Qunita.

Tras una denuncia presentada por Graciela Ocaña, el magistrado procesó a los acusados por supuestos delitos de “fraude”, “abuso de autoridad” y “violación de deberes de funcionario público”.

El fallo del juez federal Claudio Bonadio también implicaría a los funcionarios kirchneristas en compras con sobreprecios y en irregularidades en las licitaciones.

El plan Qunita consiste en el reparto de kits para embarazadas, y comenzó con Manzur como ministro de Salud, e implica a Aníbal Fernández, quien aparece como firmante de los trámites.

El Plan fue presentado en julio pasado por la entonces presidenta Cristina Fernández y constituyó la distribución de unos 150 mil kits para bebés que habrían costado al Estado unos 1.100 millones de pesos, pero al poco tiempo fue denunciado por supuestos sobreprecios y adjudicación “a dedo”. Fuentes judiciales informaron que Bonadio además habría fijado embargos hasta cubrir la suma de 440  millones de pesos.

Entre otras irregularidades, uno de los grises de la gestión fue la forma en que estuvo planteada la licitación, porque se incluyeron todas las adquisiciones del kit juntas, sin haber separado por un lado las cunas, por otro la ropa y por otro los productos de farmacia.

En la causa también están procesadas otras veinte personas.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Están Espiándote
Están Espiándote 16/02/2016 10:11:44

MAMÁ: CUANDO TE LA CRUCES A OCAÑA POR ALLÍ acordate que ella te quitó el derecho de recibir como se debe a tu hijo recién nacido

Jose Gonzalez
Jose Gonzalez 16/02/2016 08:34:28

Este delincuente se hace el bolado el aprobó la licitación con su firma salvo que sea analfabeto y no abogado y contador como dice...

Ricardo Avila
Ricardo Avila 16/02/2016 10:59:34

LO mas importante es el embargo de bienes de 440 millones de pesos!! AL FIN UN EMBARGO SIGNIFICATIVO !! Veremos de donde sale ese dinero y si lo pueden conseguir.