Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Privados ya advierten por los "altos costos" de la construcción

Dos informes de consultoras se enfocaron en las complicaciones del sector: caída de actividad con altos costos. Complicaciones para obras privadas

Privados ya advierten por los

Pese a que la obra pública salió del letargo inicial durante el primer año del Gobierno, las consultoras ya advierten que el sector privado está "complicado" por los "altos costos en dólares".

Para el Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea, el Índice de Costo de la Construcción (ICC) en dólares está al mismo nivel que en 2011, un momento a partir del que se empezó a destruir empleo en el sector.

Según el informe que preparó el instituto cordobés, los costos de la construcción crecieron un 20% en dólares desde 2007. Se marcan tres etapas: aumento sostenido hasta 2011, un derrumbe posterior hasta 2014 y un repunte hasta la actualidad.

Mientras que en 2007 y 2011 la cantidad de empleados registrados en el sector superaba los 410.000, el año pasado hubo apenas más de 370.000. La inversión en construcciones como porcentaje del Producto Bruto Interno (PBI) también se precipitó desde 2011: pasó de representar en ese momento el 8,3% del PBI al 7,2% en 2016.

De acuerdo a datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), el empleo formal en el sector cayó un 2,5% el año pasado. "En todas las regiones del país la situación resultó desfavorable. A nivel provincial, resultó dispar el comportamiento del empleo en la construcción, ya que provincias como La Pampa presentaron aumentos del 16,8%, mientras que, en el extremo opuesto, en Santa Cruz se registraron 36,2% menos trabajadores que en el mes de diciembre de 2015", analizó Ieral.

Como cuestiones a mirar para este año, Ieral señala que para el sector privado "puede operar como un lastre la baja rentabilidad de las propiedades (según reporte inmobiliario, de un 2,5% neto) y el elevado costo en dólares de la construcción". A su vez, se pregunta si la mayor disposición de crédito podrá compensarlo.

"Existen signos que deberían promover la reactivación en la construcción, llevados a cabo por el sector público y privado en conjunto, a partir de la ley de Participación Público Privada (PPP) para la creación de proyectos de infraestructura", agrega la entidad.

En este contexto de costos altos, "es importante no descuidar la eficiencia de todos los componentes (materiales, mano de obra y gastos generales)", concluye el informe.

Por su lado, Economía y Regiones (E&R) advirtió: "Ojo con los costos de la construcción". "Si se compara con el año anterior, el Índice Construya presentó una baja del 15,8%, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) una caída del 12,7%" y "los costos de la construcción tuvieron un fuerte crecimiento", del 32,3% en 2016, según explicó E&R.

Para la consultora, "si en un escenario de caída del nivel de actividad los costos de la construcción exhibieron aumentos tan importantes es posible que ante un despegue de la obra pública en año electoral el incremento de los costos de la construcción supere la variación de precios general".

"En el primer bimestre de 2016 ya se acumula una suba del 4,2% en el ICC Indec, con aumentos del 3,1% en mano de obra, 3,6% en materiales y 13% en gastos generales", añadieron.

Al igual que en años previos, los analistas esperan que el sector revierta la crisis de la mano de la obra pública, ya que el Gobierno entendió que es clave su repunte para dinamizar la economía y llegar con oxígeno a las elecciones de medio término. De esta manera, las únicas dudas están del lado de los privados.