Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Privados dicen que apreciación del tipo de cambio afectó exportaciones industriales

La apreciación del tipo de cambio y la mayor apertura comercial afectó la capacidad exportable del complejo manufacturero y también su capacidad de competir en el mercado interno con productos importados, precisó la consultora Ecolatina.
De acuerdo a datos oficiales el complejo manufacturero cayó en el primer trimestre del año 2,4% interanual tras alternar en los últimos cinco años caídas y recuperaciones.
Tanto la industria automotriz como la textil representan casos "paradigmáticos" dado que existe una leve reactivación en el consumo, pero la producción continúa en retroceso.
El sector automotriz registró un aumento de patentamiento de 0 Km de 32,4% interanual en el primer cuatrimestre del año, no obstante, la producción de autos continúa en retroceso y anotó en ese período una caída de 9,8% interanual, con los vehículos importados cubriendo la brecha entre la oferta y demanda interna.
Una situación similar atraviesa la industria textil, que en el primer trimestre del año exhibió una contracción de la actividad del 17% interanual y acumula nueve meses consecutivos de caída, mientras que las importaciones del sector registraron un incremento de 5% interanual en el período.
Ecolatina remarcó que pese a cierta mejoría de la demanda interna, la producción local no consigue capitalizarlo, y esto se debe a "un dólar planchado en un contexto de alta inflación, a una asfixiante presión impositiva y elevados costos logísticos" que impiden a los bienes locales competir con los precios de los importados.
Pese a que exista un consenso en que la actividad económica se recuperará durante 2017, aún no está clara la magnitud de la expansión, que según estimaciones de la consultora será de 2,2%.
La consultora sostuvo que "aunque el gobierno nacional se identifique con el libre intercambio, mantiene elevada la protección a las importaciones en rubros industriales sensibles" y que la inversión y la actividad en el sector fabril continuará en un impasse "hasta que no se despeje la incógnita sobre que tipo de cambio real y que grado de protección frente a las importaciones se busca".
Las únicas ramas que mostraron un mayor dinamismo dentro del complejo manufacturero, dado que han sido favorecidas por la política económica actual, son aquellas vinculadas a la actividad agropecuaria y la construcción.
La producción agropecuaria, que ha sido uno de los sectores que mejor ha reaccionado al nuevo esquema económico, aumentó en los dos primeros meses del año 5,4% interanual.