Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Privados detectan fuerte suba de los precios de alimentos y caída en ventas minoristas

Consumidores Libres dijo que la canasta básica se encareció 8% en dos meses mientras la CAME informó una caída de ventas de esos productos de 3,8% bimestral

Privados detectan fuerte suba de los precios de alimentos y caída en ventas minoristas

Los precios de los productos de la canasta básica alimentaria se encarecieron con fuerza en el primer bimestre del año, más que duplicando la escalada de enero y febrero de 2015, al ubicarse en 8,06%, de acuerdo con un relevamiento de la asociación Consumidores Libres.

El alza tuvo, además, su correlato en el consumo, ya que la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) detectó una caída de 4,5% en las unidades vendidas solo durante febrero.

Desde Consumidores Libres se enfatizó que el alza de los precios se evidenció en todos los artículos relevados mensualmente por esa entidad, y en particular en la canasta de alimentos, como leche, frutas, verduras, carne, entre otros, dijo el titular de la entidad, Héctor Polino.

Según Polino, el relevamiento de febrero sobre 38 artículos que hacen en supermercados y negocios de barrio porteños arrojó incrementos en 26 productos, mientras seis bajaron de valor y otros seis se mantuvieron estables.

El promedio de aumentos para febrero fue de "4,08% en los productos de la canasta básica", mientras en el mismo mes de 2015 el alza había sido de "1,22%".

Desde el 1 de enero hasta el último día de febrero, los mismos artículos aumentaron el 8,06 por ciento, cuando el "acumulado del año anterior (en ese período) fue de 4,08 por ciento", indicó Polino, para quien para frenar la inflación el Gobierno "no debe seguir autorizando aumentos en los combustibles".

Según el dirigente, el combustible, en un país en el cual el transporte de carga se realiza con camiones, "incide en la estructura de costos de la canasta básica de alimentos en un promedio de 35%", aseguró.

El alza constante de precios, además, generó cambios de hábitos de los consumidores, ya que muchos "pasaron de las primeras marcas a la segundas o terceras" y otros "dejaron de consumidor con asiduidad" algunos artículos.

Menos ventas

Por su parte, CAME informó que las ventas minoristas cayeron 4,5% en febrero pasado, en la comparación interanual, como consecuencia de una baja en el poder adquisitivo de los consumidores y una menor capacidad de financiamiento.

En un comunicado, la entidad que preside Osvaldo Cornide sostuvo que las ventas minoristas medidas en cantidades retrocedieron 3,4% en el primer bimestre de 2016 contra igual período del año anterior.

"Todos los rubros descendieron en febrero en la comparación interanual", destacó el informe de CAME, que no obstante destacó las fuertes bajas en artículos deportivos, con una retracción de 6,6%; electrodomésticos, con una baja de 6,1% y perfumería, con una merma de 5,9%.

"Febrero no fue un buen mes para el comercio. Los consumidores se volcaron especialmente a las ofertas y relegaron algunos gastos de menor necesidad a la espera de una mayor definición sobre la coyuntura económica. Así, el segundo mes del año encontró a un consumidor muy cauto, que buscó precios y sólo compró por necesidad u oportunidad", explicó el trabajo de CAME.

Según la entidad, el rubro alimentos y bebidas no quedó al margen de la tendencia negativa: las ventas se contrajeron 3,8% en el primer bimestre, en la comparación interanual, en parte porque los consumidores se volcaron a "las segundas y terceras marcas", pero también porque los comercios tuvieron "menor disponibilidad de precios cuidados".