Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Primera visita presidencial a San Luis

A 436 días de haber asumido la presidencia, Mauricio Macri pisará hoy por primera vez el suelo de San Luis, trinchera de los hermanos Aldofo (ex gobernador) y Alberto (el actual) Rodríguez Saá, eternos díscolos de los sucesivos inquilinos de la Casa Rosada. Mientras en Nación se deslizaba anoche que el Jefe de Estado compartirá acto con el mandatario provincial, en tierras puntanas lo desmentían, aduciendo que la visita no fue acordada por los "canales institucionales".
Como para que no quedaran dudas del malestar de "El Alberto", como se lo conoce en sus pagos, el diario familiar La República adelantaba que la llegada de Macri durará "unas dos horas" y que "se moverá en un helicóptero, casi no tendrá contacto con el público y estará rodeado de un fuerte operativo policial (de 150 efectivos puntanos)". Y no estaría en la agenda oficial una visita a Terrazas del Portezuelo, la Casa de Gobierno provincial.
Desde el pasado diciembre, Rodríguez Saá acentuó su perfil crítico a la gestión de Cambiemos al reclamar, por carta al Presidente, por el reparto de fondos; después pasó Navidad con la detenida líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala; y hace semanas, se desmarcó de sus pares al reclamar una paritaria nacional. En el medio, se acercó a sectores del kirchnerismo, el mismo al que denunció durante una década.
Nada de esto pasó desapercibido en Balcarce 50. Al punto que San Luis era el único de los 23 distritos en el que hasta hoy nunca había desembarcado el ministro del Interior Rogelio Frigero (en contraposición, por caso, viajó a Entre Ríos unas 21 veces), el más viajero del gabinete por el interior que hoy viaja con Macri.
Si bien, de manera protocolar, la reunión entre ambos podría llegar a ocurrir, en la Rosada estaban más interesados en otra foto, que lejos estará de cambiar el humor del mandatario puntano. Ya sea Macri, dependiendo de la logística presidencial, o sólo Frigerio, se cocinaba un encuentro con Claudio Poggi, ex gobernador puntano, que supo ser delfín del Adolfo, embarcado en una carrera hacia las legislativas para enfrentar a los Rodríguez Saá desde su partido Avanzar. "Estamos armando", se ilusionan en el oficialismo por traspasar una barrera que hasta en el mejor momento político del kirchnerismo fue infranqueable. Dos días atrás, en un video de YouTube, Poggi denunció a su sucesor por "mensajes mafiosos".
Más allá del trasfondo pre-electoral de la inédita visita, en lo formal, Macri y Frigerio llegarán esta mañana para inaugurar la primera etapa de una planta de tratamiento de efluentes cloacales en la ciudad capital. Según la gacetilla de Presidencia, con una inversión más de $ 40 millones, beneficiará a cerca de 190.000 puntanos.