Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cablevisión estrenó el post default y colocó deuda privada internacional al 6,5%

La firma colocó u$s 500 millones a un plazo de cinco años. La demanda alcanzó los u$s 3.300 millones. Los fondos serán utilizados para el repago de deuda y para inversiones.

Cablevisión estrenó el post default y colocó deuda privada internacional al 6,5%

La firma argentina de televisión por cable Cablevisión colocó un bono por 500millones de dólares con un rendimiento de un 6,5 por ciento. Los instrumentos de deuda tienen un plazo de cinco años y no pueden rescatarse hasta el tercero. La demanda por los títulos alcanzó a los 3.300 millones de dólares.                

Los fondos serán utilizados tanto para el repago de deuda existente como para incrementar el importante plan de inversiones que viene ejecutando la compañía este año, el cual se estima estará en el orden de los $ 6.500 millones, que se agregan a los más de USD 2.500 millones invertidos en los últimos 8 años.

“Estas inversiones están destinadas a seguir desarrollando el plan de digitalización y expansión de redes de Cablevisión y a seguir potenciando su oferta de servicios con eje en la calidad, la velocidad y el valor agregado, manteniéndose a la vanguardia tecnológica”, destacaron desde la empresa.

Con esta colocación, Cablevisión logra reducir su costo de financiamiento en alrededor del 3% con respecto a lo emitido en 2011, mejorando a la vez el perfil de vencimientos.

Deustche, Itaú y JP Morgan fueron los colocadores internacionales de esta transacción mientras que ICBC e Itau actuaron en el ámbito local.

La emisión obtuvo la calificación internacional de B+ por parte de Fitch Ratings, lo que representa un nivel por encima del que está calificada la Republica y B3 por Moody’s.