Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Primer cambio del gabinete de Vidal: Ferrari asume en Justicia

El ahora ex ministro Carlos Mahiques renunció para volver a ser juez antes de que se termine su licencia, dijo. De inmediato fue reemplazado por el ex diputado

Primer cambio del gabinete de Vidal: Ferrari asume en Justicia

La primera baja en el gabinete de María Eugenia Vidal: el ministro de Justicia bonaerense, Carlos Mahiques, renunció ayer a su cargo y será reemplazado por Gustavo Ferrari, actual Asesor General de Gobierno, uno de los apenas dos sobrevivientes de la gestión de Daniel Scioli que continuaron en su cargo.
La salida de Mahiques, miembro de la Cámara Nacional de Casación Penal, se produce luego de un largo conflicto con los gremios judiciales en reclamo salarial, tras rechazar un aumento anual del 27,3% por insuficiente y amenazaron con otro paro para mañana, que se habría empezado a destrabar en las últimas horas. Por lo que la primera medida de su sucesor sería anunciar que apagó ese incendio.
De esta manera, Mahiques fue el primer fusible de la administración vidalista cuando las apuestas provinciales apuntaban hacia otra área, en especial los rumores han caído sobre la cartera de Salud que comanda Zulma Ortiz. “La inminencia del vencimiento, el próximo 10 de junio, del plazo de la licencia otorgada por el Poder Judicial de la Nación (que integro como juez de la Cámara Nacional de Casación Penal), me persuade de la necesidad de retomar la función a la que he dedicado más de 40 años de mi vida”, sostuvo Mahiques en su carta de renuncia dirigida a Vidal, al parecer pensando más en su plan jubilatorio.
Golpeado apenas asumió por la fuga de Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Cristian Lanatta, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, la justificación oficial de Mahiques no alcanza. Por un lado, la licencia se podría haber prorrogado y tampoco suena lógico que la gobernadora lo nombrada por los apenas poco más de seis meses en los que ejerció su función. Desde el entorno de Vidal insistían ayer que la salida de Mahiques fue “en muy buenos términos” y en un marco de “afecto”, y que era algo que “estaba en los planes por la licencia y trayectoria en la Justicia”.
En cambio, otras fuentes platenses insistían que varios traspiés del ahora ex ministro, incluyendo sus contactos con La Cámpora a través de uno de sus hijos, y la “opacidad” de su gestión, que no logró despegar, por lo que fue la propia mandataria quien le reclamó su renuncia. En la misiva, en la que Mahiques explica su decisión de retomar su cargo de juez en la Cámara Nacional de Casación Penal, destacó que durante su breve gestión, junto a su equipo, “sentamos las bases para la impostergable reforma del Servicio Penitenciario bonaerense”.
Ferrari, el reemplazante, junto al secretario de Turismo, Ignacio Crotto, son los dos únicos funcionarios de primer orden parte de la “herencia” sciolista. De un pasado ligado al empresario y ex diputado nacional Francisco De Narváez, al punto de haber sido su jefe de campaña en 2009, también fue un destacado integrante de la Cámara baja como parte del Peronismo Federal, hasta que llegó a la gestión naranja en 2013 como parte del acuerdo entre Unión Celeste y Blanca y el ex motonauta. Más allá de su especialidad jurídica, es considerado con un perfil “más político” que el que reflejaba su antecesor aunque hasta ahora y en el equipo de Scioli funcionó con un perfil más técnico sobre los expedientes de la Provincia.
Ferrari es además Secretario General de Boca Juniors por lo que se lo ubica más cerca del ala judicial que representa el titular del club xeneize y amigo presidencial, Daniel Angelici a quien la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, apunta cada vez que puede por sus vínculos con Comodoro Py.