Prevén que pese a la ley de Economía del Conocimiento, no crecerán las exportaciones de servicios

Es por el escalonamiento en la reducción del Impuesto a las Ganancias, que impacta en las empresas más grandes y porque el bono fiscal sólo puede aplicarse a IVA y ahora no es transferible.

La sanción de la Ley de Economía del Conocimiento en la madrugada de jueves puso fin a una larga espera en el sector tecnológico, que requeria incentivos y un marco de estabilidad jurídica para el desarrollo de la actividad. Ahora además del software incluye servicios profesionales, audiovisuales y robótica, entre otros.

Las principales cámaras del sector coinciden en que es bueno contar con un marco normativo -regirá hasta 2029- y "es mejor tener algunos beneficios que ninguno".

Pero quedó un sabor amargo por lo que consideran escasos incentivos para la exportación de servicios basados en el conocimiento. También cuestionaron cambiar la estabilidad fiscal y por una estabilidad de los beneficios.

"La ley tiene incentivos muy amarretes, que nos ponen en situación de desventaja frente a otros países, como Uruguay, Colombia, Perú y México", señaló Luis Galeazzi, director Ejecutivo de Argencon.

Galeazzi destacó que hace nueve trimestres que "la exportación viene cayendo", y entre otros factores mencionó la aplicación de retenciones del 5% y un escenario macroeconómico inestable.

Justamente la exportación es uno de los principales objetivos de la ley, en un sector que hoy genera algo más de u$s 5800 millones anuales. Con la ley del macrismo se buscaba exportar por u$s 15.000 millones al año, una meta que hoy parece lejana.

Una de las mayores objeciones de los empresarios es el bono fiscal aplicable al pago de IVA. "Las empresas que exportan 90% o 100% de sus servicios, y hay muchas que lo hacen, generalmente pagan poco IVA local", argumentó Galeazzi.

Desde la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA), su secretario Mariano Obeid sostuvo que la ley "incluso así es necesaria", pero destacó que hasta la última modificación "el bono era transferible y ahora no". Además sólo puede aplicarse a IVA y no a Ganancias.

Un punto adicional es el "escalonamiento" en la reducción de la alícuota de Impuesto a las Ganancias, mayor para firmas más pequeñas. En ese sentido, Obeid señaló que el escalonamiento "desestima la facilidad que tienen las grandes empresas de mover sus operaciones a otros países".

"Con la ley le hacen las cosas un poco más cómodas al que ya está pero no genera nuevos negocios", estimó Marcelo Elizondo, analista en comercio exterior.

Consideró que esta ley tiene menos incentivos que la anterior y explicó que para Ganancias "discrimina entre grandes y chicas pero las que traen los dólares son las más grandes".

A esto se suma el impacto de la brecha cambiaria. Hoy los talentos son tentados a trabajar para el exterior cobrando en dólares, lo que "nos genera un problema de competitividad en el mercado laboral", subrayó Obeid.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios