SUPERMERCADOS ES EL CANAL M S AFECTADO POR LA BúSQUEDA DE PRECIOS Y CERCANíA

Prevén que el consumo tendrá un respiro en 2018, pero sin recuperar lo perdido

Nielsen espera suba de 0,5 a 2%; Kantar, de 1%, y Scentia de 0%. Pero no alcanza a compensar lo que se perdió desde 2016. Empleo y PBI compensan suba de tarifas y nueva fórmula

El consumo dejará de caer este año, gracias a la desaceleración de la inflación, la mejora en el empleo y el crecimiento económico. Pero no se espera una recuperación de lo perdido en los últimos dos años: los hábitos de consumo seguirán regidos por la búsqueda de mejores precios y conveniencias, donde el canal supermercados encuentra los mayores desafíos, con bolsillos que siguen ajustados por los aumentos de tarifas y las expectativas por el cambio de fórmula jubilatoria. Y consumidores que privilegian el futuro.

"Serán tres años consecutivos en que el consumidor no logra recuperar lo perdido. Tiene que ver con el impacto en los ingresos y sobre las expectativas", dijo Juan Primbas, Managing Director Cono Sur de Kantar WorldPanel. "Nunca había sucedido que un ciclo político, una Presidencia de cuatro años, que el consumo sea menor y sea reelecto. Habla de un cambio en el rol del consumo; parecería que se cambia presente por futuro. Hay un cambio de paradigma o cultural", agregó.

Con datos a noviembre, Kantar estima que este año el consumo crecerá un 1%, después de haber quedado estancado en 0% en el que acaba de terminar y haber perdido 4% en 2016.

Según su análisis, las expectativas de la base de la pirámide socioeconómica, que destina la mayor parte de sus ingresos a consumir, podrían afectarse por la idea de que con la nueva fórmula jubilatoria y de asignaciones familiares vayan a obtener menos ingresos este año. En tanto, los salarios más altos sufrirán mayores ajustes de tarifas y descuentos de Ganancias. Los factores positivos que neutralizan un humor social negativo son el crecimiento del empleo, de la obra pública y el crecimiento del PBI.

"Para este 2018 que viene estimamos un año moderado. Ni de caída ni de crecimiento. Y una recomposición del consumo lenta y de largo plazo. Un año empatado puede ser la base para volver a crecer", dijo Osvaldo del Río, director de Scentia, que espera una caída de 2% en 2017. "Se está reacomodando la capacidad de consumo, a partir de que hay algo de recuperación salarial respecto de la inflación. Lo de las jubilaciones va a generar que la gente mantenga la estabilidad respecto del comportamiento actual, no creo que retroceda", dijo Del Río.

Según sus datos, el canal moderno, los supermercados con superficies de 5000 a 7000 m2 es el que más crece (3,7% en noviembre) en los últimos tres meses, según la consultora Scentia, gracias a los esfuerzos de precios y promociones de los supermercados.

Se trata de un canal que es castigado por la nueva conducta de los consumidores. Según Nielsen, a octubre las cadenas de supermercados acumulaban una caída de 7,1% (las grandes superficies, 9% y las pequeñas, 4%). En cambio, los almacenes cayeron 3,1% y los autoservicios, 1,7%.

"Lo que está más fuerte es el concepto de conveniencia, con todo lo que implica: compro tal producto y en tal lugar porque conviene, por precio, porque la compra es pequeña, porque el comercio está cerca y no pierdo tiempo", dijo Facundo Aragon, líder de Industria de Nielsen Argentina. "Quienes fueron más afectadas porque no dan conveniencia son las grandes cadenas", agregó, porque quedan entre los mayoristas y los comercios de barrio.

Nielsen espera que 2017 cierre con un consumo en caída de entre 2,5 y 3%, mientras para el año que comienza, prevé un alza de entre 0,5% y 2%. "Esperamos que el consumo crezca este año, porque muchas de las categorías empiezan a mostrar crecimiento", dijo Aragon.

Las familias de productos que ya dan signos de recuperación en el cuarto y quinto bimestre son las bebidas, con un crecimiento de dos bimestres de más de 7% (y acumula una caída de 0,5% a octubre); el rubro Cuidado personal y limpieza, con un alza de 3% en el último bimestre después del 0,8% del bimestre anterior (aunque acumula una caída de 4,1%), y alimentos, que venía rezagado, y alcanzó el primer número positivo, 0,6%, en el último bimestre (y cae 6,5% en el año).

Tags relacionados

Más de Economía y Política