Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Prevén fuerte suba en la siembra de trigo y maíz, y mejoras para la ganadería

Una encuesta marca que ambos cereales crecerán en superficie, en detrimento de la soja. Ganaderos asignarán áreas de agricultura para cría. Lechería, en alerta

La crítica situación de los tambos derivará en menos leche en primavera

La crítica situación de los tambos derivará en menos leche en primavera

Las perspectivas para la campaña agrícola 2016/17, que ya arrancó con las siembras de invierno y con el trigo como cultivo estrella, son más que alentadoras y parecen confirmar lo que muchos analistas auguraban con los cambios introducidos en la política agropecuaria nacional: habrá más superficie destinada a las gramíneas con lo que la rotación de cultivos será "más equilibrada" que en los años anteriores.

Aunque lejos de "un proceso de desojización", los sondeos anticipan un interesante aumento en la siembra de trigo y maíz, tanto tempranos como tardíos, para lo que será el primer ciclo agrícola completo del gobierno de Mauricio Macri.

De acuerdo con el segundo sondeo de año, efectuado por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), entre mas de sus 1100 asociados, el 54% de los empresarios indicó que el actual es un buen momento para realizar inversiones. El porcentaje es el máximo de la serie desde noviembre de 2012 (año que comenzaron los sondeos CREA) y está 13 puntos porcentuales por encima del ánimo de inversión que expresaron en marzo pasado.

El relevamiento no contempla a las economías regionales pero muestra que el optimismo entre los productores y buenas expectativas en la mayoría de las actividades, a excepción de los tamberos y aquellas firmas de regiones castigadas por las inundaciones de meses anteriores. La mitad de los tamberos consultados por CREA tiene perspectivas negativas.

Sobre la agricultura, la muestra resalta que la intención de siembra en trigo alcanza una participación de 15% del área agrícola total, lo que implica una mejora del 33% respecto a la encuesta realizada por la entidad en julio de 2015. La intención de siembra de maíz, por su parte, apunta a cubrir el 32% del área total, lo que implica un salto de 85% respecto de las previsiones a julio del año pasado.

"El nuevo escenario productivo permite un mejor equilibrio en términos de balancear la rotación y sostenibilidad de los planteos", indicó CREA, al añadir que la soja cubrirá el 40% del área total agrícola. Las perspectivas de julio de 2015 para la oleaginosa, previa a las elecciones y cambio de gobierno, llegaba a 57% de la superficie total agrícola.

La encuesta, además, indica que el 38% de los consultados y que alquilan campos a terceros para su producción planean este año incrementar las hectáreas a sembrar contra el ciclo anterior, aun esperando 8% de incremento promedio en los costos del arrendamiento.

Respecto de la ganadería, el sondeo CREA resalta que el 80% de las empresas del sector bovino de carne prevé un alza de 10 puntos porcentuales de sus stocks y el 24% de ellos afirma que reasignará área que estaba destinado a la agricultura, en el ciclo previo, en favor de la ganadería para este año.

El trabajo, por otra parte, recalca "la compleja situación que vive la lechería nacional" por la relación costos/precio; valor internacional deprimido e inclemencias climáticas. En ese sentido, 66% de los encuestados sufrió inundaciones en los últimos 6 meses, que perjudicaron la producción de leche y logística comercial, y retrasos en la siembra de pasturas y verdeos.

En el último trimestre, el 83% de los tambos tuvieron una baja en la producción de leche respecto de sus expectativas, lo que "impactará en la producción futura de esta primavera". Así, el 62% de las empresas espera menor producción láctea respecto de la primavera de 2015.